Status

Así es la Ópera de Sídney del vino: un edificio curvo homenaje a los toneleros

  • Este proyecto arquitectónico lo firma el estudio australiano Intro
  • Es un edificio que está planificado para la bodega local Sepeltsfield
  • Pretende ser una referencia del país como es la Sydney Opera House
Madrid

Las grandes obras arquitectónicas tienen la suerte de poner en el mapa a determinadas localidades y ser su emblema. Un claro ejemplo de ello es el trabajo de Frank Gehry que revalorizó la imagen de Bilbao, con su museo Guggenheim, y puso en el mapa mundial a la bodega Marqués de Riscal, con su impresionante hotel. El estudio de arquitectura australiano Intro quiere hacer lo mismo con su proyecto Oscar Sepeltsfield, un hotel de lujo para una famosa zona vitivinicultora del país.

El propio estudio de arquitectura es el que asegura que este diseño está pensado para ser el "Sydney Opera House de Barossa". Es un trabajo valorado en 50 millones de dólares que está planificado para la bodega Seppeltsfield y la región de Barossa, una importante zona vitivinícola y turística en el sur de Australia, que se encuentra a 60 km al noreste de la ciudad de Adelaide.

La filosofía del diseño nació al observar la forma en que los artesanos de la zona empuñan sus herramientas, mientras tuercen y convencen cada bastón de madera en una forma icónica y reconocible: la barrica. A juicio del estudio, cuando la arquitectura se conecta emocionalmente con sus propietarios, se convierte en una forma emotiva de arte, ya que toda expresión artística está seguida de cerca por la subjetividad personal. "El enfoque del diseño fue comprender y capturar lo que hace que la bodega Seppeltsfield y la región de Barossa en general sean una parte única y hermosa del sur de Australia", explica Intro.

Así, este edificio crece desde el suelo del viñedo, sus duelas (tablilla con que se forman las paredes curvas de un tonel) emergen y luego se retuercen para crear la original forma de la estructura. Este trabajo pretende expresar el marco conceptual de un barril de vino deconstruido. "Será un ícono global del lujo de 6 estrellas, una pieza generacional de arquitectura que catalizará las conversaciones durante las próximas décadas", relata Intro.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin