Status

Autavia, así arranca Tag Heuer una nueva década

  • Una colección que actualiza la elegancia deportiva de los años '60
  • Dos modelos impulsados por el movimiento automático Calibre 5
  • Este icono ve reforzado su imagen con otro icono, el actor Patrick Dempsey
El actor Patrick Dempsey en la campaña de Autavia, Tag-Heuer
Madrid

Con valores sólidos y masculinos como la versatilidad, la resistencia y la fiabilidad, el Autavia se presenta como uno de los must de la temporada. Con una presencia rotunda gracias a su caja de de 42 mm en bronce, este reloj forma parte de una estética deliciosa que da rienda suelta al carácter activo de ese hombre aventurero, explorador... un hombre del siglo XXI que busca en una pieza relojera la solera de antaño con las prestaciones y look actuales. El bronce lo hace realmente especial y lo dota de una personalidad aventurera. Es un material altamente resistente perfecto para experiencias al aire libre y que además evoluciona en su tono según su uso. El reloj se presenta con una esfera de color verde o marrón ahumado, con bisel giratorio bidireccional de cerámica en negro o marrón. En la primera versión se acompaña por una correa de piel mismo color, y en el modelo verde se acompaña de una correa de piel en tono caqui.

Colección Autavia

La historia del Autavia habla de automoción, de naútica, de aviación. Habla de la funcionalidad y de lo que se siente y se necesita en una cabina de un piloto. Por eso la corona extragrande que domina el reloj se inspira en los relojes de los pilotos, dotados de coronas sobredimensionadas para facilitar su uso con guantes. El Autavia original tenía fama de ser increíblemente legible en cualquier circunstancia, y esto se ha trasladado a la perfección a las versiones en bronce del siglo XX. Y esa legibilidad se ve subrayada por los índices y agujas de las horas, los minutos y los segundos que están revestidas con SuperLuminova, lo que permite una lectura perfecta incluso en la oscuridad.

A la hora de valorar la excelencia de esta nueva propuesta de TAG Heuer, no sólo hay que poner en valor un material tan 'vivo' como el cobre, sus propuestas de correas (que además incluye la deseada personalización), o su legibilidad que invita a la aventura en cualquier circunstancia 24/7. Su movimiento Calibre 5 automático con la certificación COSC, volante con frecuencia 28.800 oscilaciones por hora (4 Hz) y reserva de marcha de 38 horas, convierte a este titán de 42 mm, en un compañero perfecto para los más 'relojeros'. Con la calidad de la firma que comenzó su andadura en 1860, cuando a la edad de 20 años Edouard Heuer fundó su propio taller de relojería en las montañas del Jura en Suiza, TAG Heuer convierte el Autavia en una combinación perfecta entre la tecnología, la funcionalidad y la estética que se ajusta al su propio lema: #dontcrackunderpressure

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.