Comunidad Valenciana

Sesderma planea una planta propia en Estados Unidos tras triplicar su capacidad de producción en Valencia

Valencia

Sesderma ha centrado gran parte de sus esfuerzos en los últimos ejercicios en reforzar su red internacional, tanto a través de distribuidores como de filiales propias. Una estrategia que ha permitido al grupo mantener altos ritmos de crecimiento en volumen de negocio -la facturación se ha duplicado en tres años, desde los 33 millones de 2014 a 60,8 millones al cierre de 2017, con un incremento del 21 por ciento sobre el año anterior-, de los que el 60 por ciento procede ya del exterior, con ventas en más de 80 países. El grupo dermocosmético planea continuar con su expansión geográfica, que vendrá acompañada de un salto cualitativo en su estrategia de internacionalización, con la construcción de una planta de producción propia en Estados Unidos -donde tiene una filial desde 1992-, junto a su socio en este mercado. (Puede leer esta noticia y otros contenidos en la revista digital gratuita 'eE Comunitat Valenciana').

El doctor Gabriel Serrano, fundador y presidente de Sesderma, detalla que este proyecto podría abordarse "en unos dos años", si se cumple el objetivo de triplicar el volumen actual de ventas en los países de América, hasta alcanzar entre 60 y 70 millones en conjunto. Las nuevas instalaciones, que darían cobertura a los mercados del continente, se ubicarían en Ohio, "donde hay facilidades y acceso a ayudas oficiales, como la cesión de terrenos para proyectos productivos", apunta Serrano.

El grupo valenciano reforzaría, así, su estructura de fabricación, tras la inauguración de sus nuevas instalaciones en Puçol (Valencia), que se abrirán de manera oficial en septiembre -actualmente, tiene su centro de trabajo en Rafelbunyol-, y supondrán triplicar su capacidad de producción.

El espacio, de 18.356 metros cuadrados, contará con 2.114 metros cuadrados dedicados a almacenes; 769 metros, a actividades productivas; 3.236 metros, a oficinas, y 398 metros cuadrados, a laboratorios. La construcción se ha prolongado durante dos años y se han invertido más de 14 millones de euros.

Con esta ampliación de capacidad, la compañía podrá dar respuesta al crecimiento de la demanda esperado para los próximos ejercicios. Serrano apunta que la previsión es cerrar 2018 con más de 90 millones de euros de facturación -"una previsión conservadora", según el doctor- y superar ampliamente los 100 millones en 2019. Los productos de Sesderma se distribuyen a través de farmacias y parafamarcias, médicos dermatólogos, estéticos y ginecólogos.

"Hasta el momento, toda la producción se concentra en España y estamos haciendo grandes esfuerzos en logística para dar respuesta eficiente a los nuevos mercados, sobre todo en Asia", indica Serrano.

Expansión de la red exterior

En este sentido, Serrano pone como ejemplo el fuerte impulso en China, donde la compañía abrió filial en 2017, con un socio local. Recientemente, Sesderma recibió una distinción por parte de Alibaba Group por sus ventas en China. En 2017, con apenas 11 meses de implantación en este país, vendió más de ocho millones de euros -un 12 por ciento del total de sus exportaciones, "lo que nos sitúa como el primero de los laboratorios cosméticos españoles por negocio en este mercado, por delante de empresas que llevan operando allí varios años. Este premio nos impulsa a reforzar la presencia en China y nuestro posicionamiento digital", subraya el doctor.

En los primeros meses de 2018, la tendencia en ventas en este mercado "continúa y ya hemos duplicado el total de negocio del año pasado. Además, según un informe de la Oficina Económica y Comercial del ICEX, China será el principal mercado de la cosmética en 2020", destaca Serrano.

Además de los mercados de Asia y Latinoamérica, Sesderma continúa su expansión en Europa. La firma acaba de inaugurar su filial en Rumanía -en Bucarest- y ha constituido una sociedad en Francia, "donde ya tenemos presencia de producto en farmacias en lugares concretos, como París o localidades de la Costa Azul".

En total, Sesderma cuenta con más de una docena de filiales en todo el mundo -entre ellas, en México, Polonia, La India, República Dominicana, Costa Rica, El Salvador, Panamá, Perú, Brasil, Alemania, Reino Unido, Rusia y Taiwán-. "Es un modelo que nos genera mucha más confianza que el acuerdo con distribuidores, porque abre más posibilidades de implantación e inversiones", dice.

Entre los planes para 2018, se incluye la entrada en Brasil, "el mercado más grande de Latinoamérica, pero también muy complicado para las empresas extranjeras. Hemos asignado una fuerte inversión para generar estructura de comercialización y distribución de nuestros productos", indica.

La estrategia de internacionalización de Sesderma, contempla, asimismo, reforzar la presencia en los grandes eventos y ferias internacionales del sector, así como acciones de mecenazgo y marketing, como su vinculación al Valencia C.F. como patrocinador Premium Plus durante dos años.

Innovación y nuevas gamas

Con cerca de 30 años de trayectoria, el laboratorio nació de la necesidad de un grupo de dermatólogos valencianos "de productos dermocosméticos que no existían, así que había que crearlos", detalla Serrano. Para ello, la firma se ha especializado en I+D, genocosmética y nanotecnología aplicada al cuidado de la piel, "que ha permitido contar con los mejores tratamientos y productos".

"La nanotecnología ha supuesto la mayor revolución para el sector, porque la piel es una barrera natural que impide que las sustancias extrañas penetren al interior de nuestro organismo. La única manera de atravesarla es emplear activos liposomados, es decir, la nanotecnología. Con ello, nos aseguramos de que atraviesan la piel y actúan donde realmente son eficaces. Ahora somos capaces de actuar en el mismo núcleo de las células de la piel", afirma Serrano.

La compañía cuenta con su propio departamento interno de I+D, pero también trabaja con institutos de investigación y tecnológicos, sanitarios -como los departamentos de investigación de La Fe y el Hospital General de Valencia-, universidades y empresas privadas.

"La nueva planta será la primera de España en fabricar ácido hialurónico, aplicando un proceso para hacerlo más resistente desarrollado por nuestros técnicos de laboratorio", indica.

Además, el año pasado firmó un acuerdo con la empresa coreana Huons para la distribución de la toxina botulínica bajo la marca de Sesderma. La primera fase de colaboración cubre todo el territorio europeo, y podrá extenderse a otros mercados, como Latinoamérica y Rusia.

Productos probióticos

Gabriel Serrano destaca que, entre los nuevos proyectos, está una división de suplementos dietéticos y una gama de probióticos, "orientados a mejorar la salud de la población, con la filosofía de tratar la piel de dentro hacia fuera. Es un proyecto que lleva 20 años gestándose y creemos que ahora es el momento de retomarlo y lanzarlo, porque existe una demanda por parte de la población. La gente cada vez vive más años, pero es fundamental hacerlo con calidad de vida y buena salud".

El año pasado, la compañía valenciana ya lanzó al mercado productos como Lactyferrin Defense y C- VIT Defense, complementos alimenticios que fortalecen el sistema inmunológico y aumentan las defensas naturales del organismo.

La compañía ha fichado a un investigador de una gran multinacional que se incorporará en septiembre para trabajar en esta línea de productos.

(Más contenidos en la revista digital gratuita 'eE Comunitat Valenciana').

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado