El poder de las impresoras 3D, el fenómeno tecnológico del año

Teresa Campanario
19/06/2013 - 7:49
  • Saltan a los hogares tras muchos años en la algunos sectores industriales
Impresora 3D.


Hasta ahora, si perdíamos un tornillo -hablamos en sentido literal, que conste-, nos recorríamos las ferreterías del barrio en busca del modelo exacto. Lo normal. Gracias a las impresoras en tres dimensiones que tanto se están popularizando, quizá la cosa empiece a cambiar. Esta tecnología pronto nos permitirá fabricar nuestros propios tornillos o la pieza que el mecánico del coche ha encargado, pero que tarda varias semanas en recibir... De hecho, algunos ya se atreven a decir que vamos a dejar de ser consumidores para convertirnos en productores. Tercera revolución industrial lo llaman. Menos lobos, pensarán otros muchos...

Vayamos por partes. Las impresoras 3D están irrumpiendo con mucha fuerza a nivel usuario. También en España, donde existe una comunidad muy activa de casi un millar de miembros que incluso se fabrica su propia máquina. Como su propio nombre indica, una impresora 3D es capaz de reproducir cualquier modelo que antes le hayamos facilitado con su perfecta volumetría. Si seguimos con la idea de crear nuestro propio tornillo, antes deberemos escanearlo -usando para ello, como es lógico, un escáner también 3D - o reunir sus características exactas en un archivo tipo CAD.

Cómo funcionan

En esencia, la copiadora consta de tres motores, uno por cada eje X, Y y Z -ancho, alto y profundidad- que van a obedecer las instrucciones que le envíe el microcontrolador. Este último elemento es el auténtico cerebro, ya que traduce la información del archivo CAD del ordenador a esos motores. Otra pieza clave, el estrusor, será el artista que irá esculpiendo la pieza según cada uno de esos movimientos o impulsos. Tan sencillo como eso.

Hasta el momento, la mayoría de las impresoras 3D en el mercado se alimentan de un filamento de plástico -los más comunes son el ABS y el PLA- que podemos conseguir en carretes, a razón de entre 25 y 50 euros el kilogramo. El estrusor calentará ese hilo hasta los 230 grados centígrados para poder trabajar con él. Si queremos, también podemos cambiar ese componente por otro que permite crear figuras de chocolate utilizando para ello una temperatura diferente? Otro material muy común es un polvo de escayola o celulosa que más tarde tenemos que reforzar con otro tratamiento. Hasta aquí, lo que podemos hacer en plan casero.

Para dar vida a nuestro pobre tornillo perdido quizá necesitaríamos un modelo profesional que emplea cera para microfusión de metales. Lo cierto es que los laboratorios siguen investigando con todo tipo de materiales -derivados de madera, hormigón, nailon, etc. Incluso la NASA ha iniciado un estudio para ver si puede imprimir alimentos en el futuro.

Un mercado en expansión

Las cifras hablan por sí solas. Durante el año pasado, el mercado de la impresión en 3D ya facturó unos 1.705 millones de euros en todo el mundo, con un aumento del 28,6 por ciento sobre 2011. La firma consultora Wohlers Associates vaticina para 2019 que esa cifra supere con holgura los 5.000 millones de euros.

Lo cierto es que las impresoras en tres dimensiones han resultado muy útiles desde varios lustros atrás en sectores industriales como el de la automoción, el mundo de la medicina para fabricar implantes o, también, la NASA las ha venido usando para replicar piezas. En España mismo encontramos varias empresas, -Inea prototipos entre ellas- que llevan más de una década trabajando con estas máquinas a nivel industrial.

Sus aplicaciones son ilimitadas y, en ocasiones, realmente milagrosas. Con ocasión de la popularización de estos artilugios casi de ciencia ficción estamos conociendo ahora algunas historias que nos permiten ver su importancia real. Entre ellas, destaca la de un recién nacido que sufría constantes ataques de corazón debido a una deformación de la tráquea. A sus pulmones no llegaba la cantidad de oxígeno necesaria. Pues bien, según acaba de publicar The New England Journal of Medicine, los investigadores Scott Hollister y Richard Ohye, de la Universidad de Michigan, y el doctor Marc Nelson, del hospital infantil Akron, implantaron en el delicado paciente una pieza reproducida en una impresora 3D . El material utilizado en aquella ocasión, policaprolactona, tiene la propiedad de que será absorbido por el organismo cuando ya no sea necesario. Y gracias a este implante ad hoc, un año después, el bebé no ha vuelto a tener el más mínimo problema.

No son pocos los usos que se vislumbran en el mundo de la medicina. Ya hay empresas especializadas en reproducir en resina, gracias a impresoras 3D todo tipo de implantes dentales. Pero las prótesis suponen un solo capítulo. Ahora se investiga con la regeneración de tejidos e incluso órganos, utilizando para ello como material, células madre. Bioimpresoras las llamarían.

Casi al mismo tiempo, nos llegaba otra historia relacionada con las impresoras 3D , pero en el extremo contrario. Se trata de la pistola Liberator. A través del servicio de descargas Mega, de Kim Dotcom, a los responsables de la empresa Defense Distributed no se les ocurrió otra cosa que publicar el plano en formato CAD de un arma de fuego real. Antes, ya habían mostrado la arquitectura parcial del rifle AR-15. Pues nada más y nada menos que 100.000 descargas después y de que varios usuarios demostraran en vídeos que su creación funcionaba perfectamente, decidieron eliminar el archivo de la red.

Polémicas al margen, son muchos los que están viendo un floreciente mercado detrás de estas impresoras . No obstante, si queremos ganarnos la vida montando nuestro propio negocio de reproducciones en 3D , deberemos contar con una máquina realmente profesional. El administrador del principal foro en España sobre el tema, www.impresoras3d.com, lo deja claro: "Para poder entrar en este sector de la impresión 3D , que ten por seguro va a dar mucho juego, debes de invertir una cierta cantidad de dinero importante, ya que cuanta más calidad puedas ofrecer y materiales poco frecuentes en el mercado, mucho mejor".

El precio de este aparato

Muchos se estarán preguntando por el precio de una de estas maquinitas. Si las primeras impresoras 3D costaban varios centenares de miles de euros, en la actualidad podemos hacernos con una de ellas por unos 400 euros. Eso, si estamos dispuestos a montarla nosotros mismos. La horquilla de precios es enorme según la calidad o resolución del producto final, del tamaño máximo de la figura, de los tipos de materiales y colores con los que queramos trabajar. Entre las nuevas especificaciones técnicas con las que tendremos que familiarizarnos está el espesor de capa, que se mide en micrones, y que nos dará la resolución final del objeto.

Así, por mencionar sólo algunos modelos y ejemplos, encontramos las de bajo coste, de 400 a 1000 euros, entre las que podemos mencionar la Felix 1.0, por unos 900 euros, o la Bukobot en el límite superior de esa franja. Después pasaríamos a otras impresoras como la Cube -1790 euros)- la CubeX -3.025 euros-, la Replicator 2X -2.200 euros- o la Touch -3.500 euros-. De ahí saltaríamos a las semiprofesionales como la Mojo -por 7.500 euros-, camino de otras mejores como las Project 1000 o 1500, que ya permitirían, por ejemplo, reproducir con resina piezas dentales -de 16.000 a 20.000 euros-. ¿Siguiente escalón? Por ejemplo la Aureus, indicada para joyería -40.000 euros-.

Pero el mercado de impresoras 3D está liderado en un 26 por ciento por RepRap, que no es una compañía precisamente, sino un proyecto que permite a los usuarios fabricarse ellos mismos la máquina. Para resolver cualquier duda al respecto, también existen comunidades como la Clone Wars, que agrupa a unos 700 usuarios sólo en nuestro país. Ellos fabrican con sus impresoras 3D piezas que a su vez enviarán a otros para que monten sus impresoras con las que seguir fabricando esas piezas, y así hasta el infinito.

Para quienes estén buscando algo más institucional o no sean tan duchos con el bricolaje electrónico, la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) está organizando para el fin de semana del 29 y 30 de junio un curso en el que enseñarán a montar una impresora 3D . Así, tal cual suena. El precio de este curso de apenas 16 horas es de 795 euros e incluye todas las piezas y materiales necesarios para montar la propia máquina. El programa no puede ser más práctico y directo: se empieza el sábado por la mañana con el montaje de los ejes y motores de X, Y y Z, para continuar con el cableado de electrónica, el calibrado y terminar el domingo por la tarde con el software de diseño: OpenSCAD, SketchUp y netfabb. La organización permite asistir a cada inscrito con un acompañante por aquello de compartir gastos. Para más información, se puede consultar www.fablab.upv.es.

Una vez de vuelta a casa con la máquina bajo el brazo, podremos empezar con las primeras pruebas de archivos CAD bajados de internet o dar rienda suelta a nuestra imaginación. Los diseñadores y arquitectos, por ejemplo, tienen en esta máquina a un buen aliado para dar forma a sus proyectos con un acabado profesional.

Quizá sea pronto para vaticinar esa tercera revolución industrial de la que hablábamos al principio. O igual alguien ha perdido un tornillo, esta vez de verdad. El tiempo lo dirá.

Lea aquí gratis la revista Tecnología de elEconomista.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado


Comentarios 17

#1
19-06-2013 / 08:55
Fernanda
Puntuación 103

Que gran invento, al final podre fabricarme una poya a mi gusto.

#2
19-06-2013 / 09:03
crédulo
Puntuación -6

vamos a pasar mucha hambre

#3
19-06-2013 / 09:19
Taito
Puntuación -2

Y esta maquinita fabrica comida que es lo que va a necesitar mas la gente.

#4
19-06-2013 / 09:30
El justiciero
Puntuación 39

Esta maquinita, seguro que la tiene Barcenas. Por eso tiene tantos billetes de quinientos euros.

#5
19-06-2013 / 10:00
juanjo
Puntuación 61

Lo que hacen falta son mas guillotinas en 3D y menor impresoras.

#6
19-06-2013 / 10:17
Puntuación 6

En www.impresoras3d.com teneis toda la info sobre estas maquinas...

#7
19-06-2013 / 10:57
Carlos
Puntuación 20

No hay comentarios más to...n...to porque no puede haber gente más es..tu..pi..da. Cualquier ignorante se atreve a poner un comentario.

Sin duda en un gran invento, y lleno de posibilidades que puede hacer ganar mucho dinero y crear puestos de trabajo.

#8
19-06-2013 / 11:12
Puntuación -1

Pues la verdad es que la web de www.impresoras3d.com tienen una gran cantidad de información disponible, además de noticias de actualidad referidas a la tecnología de impresión 3D.

#9
19-06-2013 / 11:25
camionero
Puntuación 10

De momento un juguete...la materia prima cara e inútil para cualquier finalidad (tornillos de plástico?) que no sea la pura representación a escala...pero nos gustan taaannnnto los juguetes...

#10
19-06-2013 / 11:29
Sr. Cangrejo
Puntuación 1

Pues mira que tener acciones de DDD, por ejemplo, desde hace más de 1 año...

#11
19-06-2013 / 11:40
Fuengirola
Puntuación 4

Como mi suegra decida imprimirse en 3D no me la quito de encima ni después de muerta.

#12
19-06-2013 / 11:50
alb
Puntuación 3

Cualquier invento está bien, después cada uno que haga lo que quiera y si es para mejorar nuestra vida bien venida sea ...lo demás son tonterías como lo que acabo de leer

#13
19-06-2013 / 12:20
Yo mismo
Puntuación -1

En este artículo hay que poner PUBLICIDAD al principio del mismo para que los lectores sepamos de qué se trata el asunto.

Dicho lo anterior, también existen las impresoras 3D en hormigón, capaces de 'imprimir' edificios completos. Será la revolución en materia de construcción de edificios en poco tiempo. Lo dice un gurú, no reconocido, léase yo mismo.

#14
19-06-2013 / 15:53
Ricard
Puntuación 2

también seria interesante mencionar que han inventado ya el boligrafo 3D que es basado en la misma tecnologia. Buscad 3DOODLER en google :)

#15
19-06-2013 / 20:50
Puntuación 0

Aunque la impresión 3D o fabricación aditiva no es nada nuevo (existe desde hace más de 2 décadas...) es una tecnología que en los últimos años está creciendo a un ritmo muy rápido y que afecta a los más diversos ámbitos de la actividad económica e industrial. Tanto es así que muchos ya la han bautizado como la tecnología que siginificará la 3ª Revolución Industrial...

Una página muy interesante sobre el tema:

www.print3dworld.es

#16
19-06-2013 / 22:49
3D
Puntuación 1

http://www.ull.es/viewullnew/institucional/prensa/Investigacion/es/2415329

#17
20-06-2013 / 05:19
el nem del inem
Puntuación 3

Lo que hay que fabricar es guillotinas para usarlas con la Casa Real, banqueros, politicos, alcaldes, y sindicatos corruptos.





El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 111,14 -2,07 -1,83%
FRA 35,27 0,00 0,00%
ITA 164,47 -0,93 -0,56%
GRE 530,97 0,00 0,00%
POR 268,90 +0,30 +0,11%

Ecotrader



Evasión

El mayor puerto de Oriente Medio

El mayor puerto de Oriente Medio



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens