España: una sanidad de ricos ¿con el mínimo gasto?

Juan Marqués
19/06/2014 - 18:21
Más noticias sobre:

Profesionales, patronales y partidos reclaman un suelo presupuestario o un nivel de financiación mínimo para mantener la calidad del Sistema Nacional de Salud y poder seguir sufragando los nuevos tratamientos de la cartera pública.

El crecimiento del gasto público español en sanidad se frenó en seco en 2009 y, desde entonces, acumula cuatro años de bajadas que están deteriorando la calidad de las prestaciones sanitarias y dificultando el acceso a las innovaciones.

Sólo entre 2009 y 2011, último año de la serie del Sistema de Cuentas de Salud que elabora el Ministerio de Sanidad, el desembolso público se redujo en 3.161 millones de euros. Si se suman los 5.427 millones de euros que las comunidades autónomas se ahorraron entre 2012 y 2013, según recoge el Programa de Estabilidad 2014-2017 del Gobierno, el recorte total supera los 8.500 millones de euros. ¿Se puede mantener la actual cartera de prestaciones del Sistema Nacional de Salud con semejante ajuste?

Sindicatos de profesionales, patronales del sector y partidos como el PSOE consideran que no es posible y reclaman ya un suelo presupuestario o un nivel mínimo de financiación de cara a la futura reforma del sistema de financiación autonómico. Desde las filas socialistas, por ejemplo, se ha pedido un gasto público del 7 por ciento del PIB para sanidad, lo que supondría una inyección presupuestaria de más de 7.000 millones de euros.

El peso económico del gasto público en la actualidad se situaría entre el 6,2 y el 6,3 por ciento, después de que el esfuerzo público llegase a absorber el 7,2 por ciento del PIB en 2009 tras acumular alzas anuales medias del gasto del 6,1 por ciento entre 2000 y 2009. Es casi un punto menos de gasto en apenas cuatro años. Este porcentaje, además, seguirá reduciéndose este año y en 2015, según el Programa Nacional de Reformas remitido a Bruselas, que sigue reclamando nuevos recortes antes de 2015 y más ?eficiencia? y ?racionalización? en partidas como el gasto farmacéutico y hospitalario para cumplir los objetivos de déficit.

El portavoz socialista en la Comisión de Sanidad del Congreso, José Martínez Olmos, cargó las tintas al denunciar en la Cámara en mayo que la reforma sanitaria emprendida por el Gobierno en 2012 ha provocado ?más desigualdad, insuficiencia financiera a pesar de los recortes, preocupación profesional y ciudadana por el deterioro de la calidad y barreras de acceso a la innovación?.

Postura de las patronales

Es un diagnóstico político que también se ha convertido en una preocupación transmitida por algunas patronales como Farmaindustria. Los laboratorios se encuentran, sin duda, entre los más castigados por los recortes, ya que casi 3.000 millones de bajada del gasto en los dos últimos años corresponden a farmacia. La patronal ha solicitado al ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, que el nuevo sistema de financiación autonómica permita financiar ?adecuadamente? la sanidad, además de ofrecer soluciones estructurales a la deuda con proveedores. Porque esta última sigue siendo la auténtica condena de los laboratorios, las empresas de tecnología sanitaria o las farmacias en España, a pesar de los tres planes de pago a proveedores y el fondo de liquidez autonómico habilitados por el Gobierno para solucionar este problema.

Desde las comunidades autónomas se ve con muy buenos ojos cualquier propuesta de incremento del gasto. No en balde el Tribunal de Cuentas ha cuestionado recientemente los presupuestos autonómicos en sanidad al detectar ?una permanente insuficiencia estructural de los créditos iniciales? para cubrir los gastos de cada ejercicio, a pesar de que se conoce ?el gasto real producido en ejercicios anteriores?, precisa el órgano fiscalizador. En su informe, el Tribunal denuncia que las comunidades han recurrido ?de forma periódica a generar gasto que excede las consignaciones presupuestarias?. Además, alerta que esta conducta ?implica la tendencia generalizada de realizar gastos en el ejercicio sin la necesaria cobertura financiera, lo que conlleva la no contabilización en este de un relevante monto económico de gasto?. Esta práctica contable de huida hacia delante al consignar compromisos de gastos con cargo a ejercicios futuros ?puede distorsionar la sostenibilidad financiera del sistema autonómico de gestión sanitaria?, asegura este órgano. Hasta la fecha esta cuestión se ha resuelto con rescates financieros extraordinarios, como los tres planes de pagos a proveedores o el fondo autonómico de liquidez.

El pleno del Parlamento balear aprobó la semana pasada una propuesta en la que insta al Gobierno central a modificar el sistema de financiación autonómica para recoger un cálculo ?más ajustado a las necesidades reales del gasto sanitario de Baleares?. Es decir, teniendo en cuenta los criterios de financiación que más le favorezcan: insularidad, población flotante, deuda histórica, ... El mismo rompecabezas financiero que todos los gobiernos tienen encima de la mesa desde que se completó la descentralización sanitaria en 2001.


Más información en la revista elEconomista Sanidad:


PUBLICIDAD



Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 2

#1
21-06-2014 / 14:49
Puntuación 0

http://www.eleconomista.es/publicidad/carmpc/sanidad/noticias/5876760/06/14/Espana-una-sanidad-de-ricos-con-el-minimo-gasto.html

#2
21-06-2014 / 14:51
Puntuación 0

No podemos seguir reclamando más dinero para una sanidad que no funciona y que pese a los pésimos resultados es además un monstruo que nos devora a todos, es absolutamente necesario establecer sistemas médicos efectivos que tenga muy en cuenta EL ESTILO DE VIDA de los ciudadanos, que eduque a la población en la prevención y que logre excelentes resultados para la SALUD PÚBLICA. Voy ahora a referirme a una enfermedad que estudio desde hace muchos años: no podemos seguir manteniendo los tratamientos oncológicos porque así lo aconseja la bárbara mortalidad más de 100.000 personas cada año - datos del CENTRO NACIONAL DE INVESTIGACIONES ONCOLÓGICAS - con un costo que pasa de los 8.000 millones de euros cada año, cifras no sostenible de ninguna manera y que se incrementaría si se atienden estas reclamaciones infundadas de más recursos. Los ricos aunque lo paguen también mueren con estos sistemas porque el sacrificio de células con agentes tóxicos no cura el cáncer y además recargan peligrosamente las funciones de defensa del organismo.


HOLA



El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 121,24 -0,94 -0,77%
FRA 42,70 -0,45 -1,03%
ITA 176,97 +1,23 +0,70%
GRE 563,72 -4,73 -0,83%
POR 281,35 -1,78 -0,63%

Ecotrader



Evasión

El queso de los 1.260 euros

El queso de los 1.260 euros



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens