Bolsa, mercados y cotizaciones

El petróleo se dispara a máximos de seis meses por el inminente ataque a Siria

La tensión con Siria que se palpa en los mercados se ha traducido en una subida del precio del petróleo. El conocido oro negro ya se resintió recientemente con la crisis política de Egipto y ahora son las tensiones en Siria las que han vuelto a encarecerlo ante el riesgo de desabastecimiento.

De este modo, el barril de referencia en Europa, el Brent, llegó en la sesión de ayer hasta los 114,3 dólares, niveles que no alcanzaba desde el pasado mes de febrero, tras registrar una subida superior al 3% -su mayor repunte desde octubre de 2012-. Esta mañana sigue al alza y se acerca a los 117 dólares el barril.

Esta subida llega después de que el lunes el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, hiciera unas declaraciones en las que afirmó que existen pruebas "innegables" de que Siria usó armas químicas en un ataque el 21 de agosto. Una aclaración que no ha hecho más que avivar la llama de un posible ataque relámpago en Siria, aunque se ha especulado que la intervención tendría un alcance y duración limitados con el objetivo de castigar al régimen de Bashar al Assad por la utilización de armamento químico. 

Así, desde sus mínimos del año (en abril) el petróleo europeo repunta más de un 16%. Tras el alza, su primera barrera a superar se encontraría en los 119 dólares (donde se sitúan los máximos del presente año), según indica Joan Cabrero, analista de Ágora Asesores Financieros. Sin embargo, en Ecotrader también sitúan su resistencia clave en los 127 dólares por barril, niveles en los que el petróleo europeo se frenó tanto en 2011 como en 2012.

A niveles de 2012

Por otra parte, su homólogo estadounidense, el West Texas, también hizo lo propio y tras una subida de casi el 3% llegó hasta los 108,86 dólares. Con ello, no sólo coronó los máximos del año sino que alcanzó niveles no vistos desde febrero del año pasado.

"Seguimos entendiendo que lo más probable es que tarde o temprano el petróleo West Texas acabe batiendo resistencias que presenta a la altura de los 108 y 109,30 dólares y se dirija a buscar, cuando menos, la zona de altos del año 2011 en los 115 dólares", explica  Joan Cabrero.

Pero este foco de tensión no sólo afectaría a la subida del precio del barril a ambos lado del Atlántico, ya que detrás del oro negro se mueven muchas otras fuentes de consumo.

"Si las subidas continúan veremos un encarecimiento del coste de trasporte, lo que a su vez tendrá un efecto inflacionario en los precios y una pérdida de poder adquisitivo en términos generales lastrando el consumo y la recuperación económica", señala Soledad Pellón, analista de IG.

Otras se han aprovechado

El crudo no es la única materia prima que se está viendo afectada por las tensiones. El activo refugio por excelencia, el oro, salió  beneficiado de las ventas vistas en la renta variable que llevaron a caer a los principales índices mundiales.

"Las probabilidades de un ataque a  Siria aumentan y los capitales se han movido desde los activos de riesgo hacia los más seguros con el oro", explica Soledad Pellón.

Así, el metal precioso repuntó en torno al 2% y consiguió superar los 1.400 dólares por onza, cota que el oro no alcanzaba desde el mes de mayo. Otro metal, que también quiso tener un papel protagonista en la sesión fue la plata que logró sumarse a las cifras positivas con un repunte superior al 2%, hasta los 24,5 dólares.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3