225251

Los tribunales otorgan a los funcionarios la jubilación parcial

David F. Grande
2:34 - 28/09/2008

Un fantasma recorre la Administración pública... el fantasma de las jubilaciones parcial y anticipada. En un momento extremadamente delicado para las arcas públicas, que sufren con virulencia los efectos de la crisis económica, se abre un nuevo frente para que cuadren las cuentas: los tribunales han abierto la posibilidad de que los funcionarios también se acojan a estos sistemas de jubilación.

Varias sentencias recientes, entre ellas algunas dictadas por Tribunales Superiores de Justicia, han admitido esta posibilidad en virtud del artículo 67 del Estatuto Básico del Empleado Público, sin esperar a que el Parlamento desarrollase reglamentariamente la materia. Este precepto, aprobado en abril del año pasado, permitió a los funcionarios acceder a este tipo de jubilación, como ya lo podían hacer anteriormente otros trabajadores asalariados.

Salario y pensión

La jubilación anticipada permite adelantar este retiro, en general, a partir de los 61 años. La jubilación parcial, por su parte, permite que los trabajadores de esa misma edad puedan reducir su jornada laboral y su salario, y a la vez cobrar las pensiones de jubilación. De esta forma, el empleado que cumpla una serie de requisitos, contemplados en el artículo 166.2 de la Ley General de la Seguridad Social, podrá compatibilizar el cobro de su salario -proporcional al tiempo que sigue trabajando- y el de la parte de la pensión de jubilación que le corresponde por el tiempo de descanso. La parte de la jornada que se ha reducido debe ser reemplazada por otro trabajador con un contrato de relevo.

El Estatuto del Empleado Público condiciona la concesión de la jubilación parcial y voluntaria a que el empleado lo solicite y a que cumpla los requisitos del Régimen de Seguridad Social. Además, y aquí radica buena parte de la controversia, el artículo 67.4 del Estatuto establece que, "por Ley de las Cortes Generales, con carácter excepcional y en el marco de la planificación de los recursos humanos, se podrán establecer condiciones especiales de las jubilaciones voluntaria y parcial". A raíz de varios pleitos, especialmente respecto a la jubilación parcial, los tribunales están interpretando este precepto como una opción de que dispone el Parlamento, pero no como un requisito necesario para la concesión de esta prestación.

Total e inmediata aplicación

Este argumento, el de que no puede aplicarse este precepto legal hasta que sea regulado por el Parlamento, ha sido utilizado por la Administración, infructuosamente, en varios pleitos. Es el caso de la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Córdoba, que dio la razón a un funcionario frente a la Diputación de Córdoba. Ésta había rechazado, por silencio administrativo, su solicitud de jubilación parcial en su puesto en un centro de minusválidos.

Por el contrario, el juez Félix Degayón entendió que el Estatuto del Empleado Público "introduce con carácter general la jubilación parcial como nueva modalidad de jubilación" de los funcionarios, "sin establecer, como señala la parte actora, la necesidad de un desarrollo reglamentario para su efectividad". Las únicas exigencias son, insistía, la solicitud del interesado y que éste reúna los requisitos contemplados por el Régimen de Seguridad Social.

La obligatoriedad de las leyes, subraya el juez, conlleva su "total e inmediata aplicación". La sentencia, del 24 de marzo, considera, por tanto, que "la vigencia y obligatoriedad" del Estatuto "sólo podrá modificarse por otra ley posterior que atempere o modifique la norma", como la regulación que prevé el artículo 67.4 del Estatuto y que no ha sido desarrollada por el Parlamento. De ahí la advertencia del juez cordobés: "Pero hasta tanto no se dicte dicha ley del Parlamento nacional, no existen condiciones especiales para la aplicación de lo dispuesto sobre jubilación parcial".

Baleares también la apoya

También el Tribunal Superior de Justicia de Baleares ha dictado varias resoluciones en este sentido. Así, dictó dos sentencias prácticamente similares (con fundamentos jurídicos calcados), de 5 y 6 de noviembre pasados, en las que estableció que los funcionarios públicos también tienen derecho a la jubilación parcial.

Aunque en estos casos no era aplicable aún el Estatuto del Empleado Público -que entró en vigor después de que se produjesen los hechos-, el tribunal autonómico considera que esta norma "proporciona un criterio indicativo útil de que la actuación del actor no contraría ninguna norma prohibitiva". Con esta afirmación, el Tribunal Superior balear rechazaba la argumentación del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) de que "la jubilación parcial es una modalidad reservada a los trabajadores por cuenta ajena, con exclusión de los funcionarios y del personal estatutario".

En los casos de estas sentencias, dos ATS de hospitales públicos se habían dado de baja como funcionarios y habían ingresado como personal laboral de Gestión Sanitaria de Mallorca (Gesma) para, pocos días después, reducir su jornada laboral al 85% y pedir la jubilación parcial. El Instituto de la Seguridad Social rechazó sus peticiones porque entendió que estaban aprovechándose de los "recovecos legales" para obtener de forma fraudulenta esta prestación.

Endurecimiento de requisitos

De hecho, fueron este tipo de actuaciones (funcionarios que pasaban a ser contratados por una empresa para, inmediatamente, jubilarse parcialmente y ser sustituidos por un relevista) las que llevaron al Gobierno a promover la Ley de Medidas en Materia de Seguridad Social, de 13 de julio de 2006. Entre otros aspectos, endureció los requisitos para poder acceder a la jubilación parcial, que sólo podría ser solicitada con una antigüedad mínima en la empresa de seis años.

Otra sentencia relevante en esta materia fue la que dictó el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, el 2 de enero, que reconoció el derecho a la jubilación parcial de un trabajador del Hospital Clínico de Valladolid, ya que cumplía todos los requisitos de la Ley General de la Seguridad Social y de la Ley 55/2003 del Personal Estatutario de los Servicios de Salud. Esta ley, al igual que el Estatuto Básico del Empleado Público, otorga a estos funcionarios la posibilidad de gozar de la jubilación parcial y establece que las autoridades podrán regular su despliegue legal. En este caso también, el Alto Tribunal autonómico entendió que el derecho de estos empleados a la jubilación parcial es "plenamente eficaz" y que "no se encuentra condicionado a un desarrollo normativo posterior".

Esta resolución también responsabiliza a las autoridades de no haber regulado la jubilación parcial: "La carencia -de esta regulación- no puede imputarse al funcionario, sino a la Administración, que deberá hacer todo lo posible para que el derecho del trabajador pueda hacerse efectivo, sin que sea admisible, por una posible omisión sólo imputable" a dicha Administración, "el cercenar un derecho otorgado ex lege".

Una de las reivindicaciones históricas de los funcionarios había sido que se les reconociese este derecho a la jubilación parcial y anticipada. El Estatuto Básico del Empleado Público supuso un primer empujón en este sentido. La inacción del Parlamento, sin embargo, dejó a los trabajadores sin el disfrute de este derecho. En diciembre, los sindicatos UGT, CCOO y CSI-CSIF exigían al Gobierno que diese los pasos para hacerlo efectivo. Ahora, los tribunales han hecho el resto.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias



Comentarios 11

#1
28-09-2008 / 07:34
Funcionarios
Puntuación 23

Hay empresas que prejubilan a sus trabajadores por sistema, cuando estos tienen 54-53-52 años.

Ejemplos:

Altadis (antigua Tabacalera), Telefónica, BBVA, Santander....

La Administración permite esta práctica,

y se muestra cicatera para que los funcionarios se puedan jubilar, no ya con 52-53-54 años como en estan empresas,

....si no con 59 -60 años.

A modo de ejemplo, puedo poner el caso de un compañero mío de Instituto, donde con 61 años le negaban la jubilación (perdiendo la parte correspondiente de pensión),

pués aunque llevaba cotizados desde los 21 años, ...No LLevaba 35 años como profesor.

El hombre con 61, en un instituto conflictivillo de Madrid, daba pena.

#2
28-09-2008 / 10:27
jose
Puntuación -10

La jubilación parcial es acuerdo entre empresario y trabajador, hay empresas que no entran en este tipo de jubilación y nadie les ouede obligar, ¿porque a la administración si?

#3
28-09-2008 / 11:48
Puntuación -4

Esta crisis ha dejado claro que Occidente no puede mantener tantos funcionarios como mantiene actualmente. De forma gradual no habrá más remedio que reducir su número en gran medida en el futuro.

#4
30-09-2008 / 11:11
LEBLARRO
Puntuación 11

Esta claro que en este país a los funcionarios se no odia, se nos envida, se nos utiliza para regular el mercado laboral, (cuando hubo que crear empleo se convocaron oposiciones desproporcionadas) se nos utiliza como ejemplo de “moderación salarial” (llevamos acumulada en los últimos años un perdida del 30% del poder adquisitivo en relación al IPC real), se nos tacha de vagos, y no lo somos, ni mas ni menos, de lo que lo es cualquier ciudadano, en su empresa, “en la medida que su jefe se lo permite”.

En cuanto a las empresas que prejubilaban a sus trabajadores con el beneplácito de la administración, añadir toda la industria naval, la minera, la siderurgia, y en sector de la banca sigue haciéndose, este mes un amigo mío se queda en casa con 59 años y un premio de 6.000 €.

En cuanto a derechos y obligaciones comentar que en el EBEP (Estatuto básico empleado publico) si figura el derecho a la jubilación anticipada y a la jubilación parcial o contrato relevo, y en el estatuto de los trabajadores, también figura. De hecho, el artículo que estamos comentando tiene lugar debido a la negativa de la empresa (en este caso administración) a tramitar una solicitud del trabajador para pasar a una situación laboral que esta, diría yo, perfectamente reglamentada.

En cuanto al numero de funcionarios…puf...Comentaré que si el trabajo que la administración “externaliza” se hiciese en “la casa”, (como se dice familiarmente) aun hoy, seriamos insuficientes. Pero encargando prácticamente todas las labores que realizaba la administración a empresas externas o “paraestatales”, (redacción de proyectos, supervisión y control de las obras, mantenimiento, limpieza de carreteras y puertos, gestión de tributos, impuestos y sanciones, gestión de las aguas, suplantación de la policía nacional en organismos oficiales, y un sinfín de privatizaciones encubiertas mas, de las que ahora no recuerdo, quizás Uds. si, Resulta aparentemente que sobramos unos cuantos. Pero tengan Uds. en cuenta que la labor que realiza un funcionario, y mas con los sueldos que tenemos ahora, difícilmente la puede realizar un trabajador de una empresa privada, que esta creada y gestionada para generar beneficios, a costa de lo que sea, ¿o es que no basta con contemplar el panorama mundial?, y ahora quieren que lo arreglen las administraciones inyectando al sistema dinero de los impuestos. ¿Dónde tienen la leche de las bacas gordas?

Me extenderé un poco a ver si algún contribuyente cambia de opinión sobre nosotros.

Cuando nos democratizamos y creamos 19 administraciones y 19 presidentes y 19 gabinetes de presidencia y por cada una de estas 19 autonomías 8, 10 ó 12 conserjerías, con sus 8, 10 ó 12 consejeros y cada una de estas con su secretarias, gabinetes de prensa, asesores de imagen, asesores de …,coches, etc., etc., etc.,… ¿ya han multiplicado Uds.? Bueno pues ahora vuelvan ha hacerlo cada cuatro años, que se renueva prácticamente la totalidad del “personal” y del parque móvil…Valoren Uds. ¿Qué sobra en este país, funcionarios o gestores?, porque, que quede muy claro, un funcionario hace exactamente lo que su “Jefe” le manda, otra cosa es que el “Jefe” prefiera que los problemas se los resuelvan fuera de “la casa”, por las razones que sean, en cada caso habrá una… o mas.

Perdón por la extensión, pero es que no terminaría nunca de reivindicar la labor de los funcionarios, que somos, deberíamos ser, el Estado. Que si somos todos, o deberíamos serlo.

#5
30-09-2008 / 17:25
ANA
Puntuación 9

El que tenga celitos, que apruebe una oposición. Yo en vez de quejarme, estoy estudiando para lograrlo. No tenéis vergüenza los que queréis que se precarice el empleo público solamente por envidia. La jubilación parcial es un derecho de TODOS los trabajadores y en cambio los funcionarios no pueden por coj... y encima vosotros aún apoyáis que esto siga siendo así. Vergüenza ajena siento!!!

#6
13-10-2008 / 13:17
Raquel
Puntuación 11

Por el hecho de que hiciéramos una oposición para alcanzar un puesto de trabajo, no hace que dejemos de ser trabajadores, por lo que tenemos los mismo derechos.

¡La jubilación parcial ya! ¡Dejemos paso a la juventud!

#7
27-12-2008 / 14:07
A. Nonima
Puntuación 3

Durante 20 años he estado prestando mis servicios en pequeñas empresas privadas y cotizando en el INSS. A los 40 años, cierre de la última empresa y paro. Aprovecho la situación, y compagino busqueda de empleo con reciclaje. Después de 3 años, acabo otros estudios universitarios me apunto a las listas de docente- interinaje. Mis titulaciones me permiten amplitud de campo (?¿?¿). Ya me dirás he tenido que esperar un año sin ser llamada para hacer una simple sustitución en secundaria o en FP. Finalmente, un año después empiezo a hacer sustituciones. Después de 11 años disfrutando de la situación, me hago vieja. Tengo una primera oportunidad para presentarme a unas oposiciones (año 2004). Las primeras de la especialidad a la cual me ponen desde hace más de 10 años. No las apruebo: como la mayoría de interinos somos super responsables y el trabajo es el trabajo. No cojo bajas. No me preparo como es debido. No apruebo. A las siguientes convocatorias no me presento. Tengo más de 55 años y pienso que el rejuvenecimiento de la plantilla no pasa por que aprueben personas de mi edad. Estoy muy preparada, no me da miedo la prueba sino perder la salud por actuaciones bochornosas. Ahora con 60 años me encuentro con la situación siguiente:Mujer, interina, vieja = carne de mobbing. Me acogería a una jubilación parcial con mucho gusto. No puedo.

Y pregunto: reuno las condiciones o ya para siempre soy una funcionaria interina a la cual hay que castigar. 3/4 partes de mi vida laboral no lo he sido. Me he esforzado mucho y no me han regalado nada. No me arrepiento. Pero he de resistir hasta los 65 años, situaciones desagradables. Nadie se pone guantes para humillar a las viejas. Me escuece el estomago cuando leo que en algunos casos se prejubila con 54-55 años. Desde mi punto de vista es una injusticia aunque el termino me suene a infantil. Si alguien sabe qué debo hacer para acceder a una jubilación parcial voluntaria, siendo trabajadora del "departament d'educació" en Cataluña. Periodo de cotización: 1972 - 1989, paro 1990-1993, interina 1997 hasta hoy. Gracias

#8
20-08-2009 / 15:31
joana
Puntuación 3

Es una lástima que mientras los jovenes esten en las listas de paro por falta de trabajo, las personas con 61 años funcionarios, no podamos acogernos a la jubilación parcial para poder tener un poco de libertad mas que bien ganada y ellos su oportunidad de futuro

#9
08-09-2009 / 10:05
eloisa
Puntuación 2

Por razones de salud, mi amiga, funcionaria de un ayuntamiento, se ha jubilado con 60 años, gustosa se habría acogido a una jubilación parcial. Si ahora se hiciera el dichoso reglamento que regule el EBEP, reconociendo el derecho adquirido mediante el estatuto, no podría acogerse a los beneficios que de esta situación se derivan. Es justo que se legisle con calendario y no con derechos básicos?

#10
20-10-2009 / 12:04
Teresa
Puntuación 3

Soy funcionario tengo 63 años y 39 de cotización y muchas ganas de jubilarme Puedo? o no puedo jubilarme?

#11
07-01-2011 / 20:44
Mª Josefa
Puntuación -1

Soy funcionaria de carrera NO DOCENTE de la Administración Pública Vasca y a los 60 años quisiera jubilarme voluntariamente. Tengo 55 años y cuando haga los 60 habré cotizado 43 años a la Seguridad Social ¿Tengo derecho a jubilarme?


Iuris

Viernes, 13 de Octubre de 2017


Blogs




Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens

Los tribunales otorgan a los funcionarios la jubilación parcial - elEconomista.es