Mentiras arriesgadas: los currículos falsos desafían a las empresas

Paula Zapata / Pilar Méndez
24/11/2008 - 6:00

¿Quién no ha añadido alguna vez una responsabilidad que nunca ha tenido o señalado como muy alto la categoría de su inglés escrito? Los responsables de Recursos Humanos aseguran que casi el cien por cien de los candidatos lanzan en su currículo alguna mentira.

"El problema está cuando las mentiras son gordas, es donde entra en juego la capacidad de la persona que selecciona al solicitante", dice Ariel Zappitelli, responsable del portal de empleo CareerBuilder.es.

La llegada de la crisis económica y la de miles de empleados a las listas del paro se han convertido en la receta perfecta para dejar volar la imaginación de los candidatos. Zappitelli asegura que algunas mentirijillas son aceptables porque no afectan a la imagen de los aspirantes, pero los responsables de recursos humanos han detectado que, cada vez más, las mentiras toman un tamaño "exagerado".

Según datos de CareerBuilding.es, en España sólo un 16 por ciento de los empleados reconoce haber mentido en su currículo mientras que el 72 por ciento de las empresas asegura haber descubierto mentiras en las cartas de presentación de los candidatos.

De los entrevistadores que descubrieron los engaños, el 42 por ciento eliminó automáticamente al aspirante mientras que el 36 por ciento lo siguió teniendo en cuenta, aunque al final del proceso lo desestimó. ¿Puede ocurrir que se acabe contratando a una persona mentirosa? "Ha habido casos, pero no aguantan en la empresa más de tres años porque acaba por descubrirse todo", contesta Zappitelli.

En cuanto a las mentiras más comunes, el 43 por ciento de los españoles adornan las responsabilidades que han asumido, mientras que dos de cada diez falsean su nivel de estudios. Un 18 por ciento miente acerca de las empresas para las que ha trabajado y un 15 por ciento sobre sus habilidades. Un 7 por ciento dice tener una titulación que no posee y un 5 por ciento no dice la verdad sobre cosas tan inverosímiles como el colegio en el que cursó sus estudios primarios.

Los entrevistadores aseguran que sirven cuatro o cinco preguntas para detectar si un candidato miente. ¿Cuáles? "Depende de la persona. Pero, por ejemplo, con los idiomas nunca falla: haces una pregunta en inglés o francés y debe contestar al momento. Las cuestiones sobre detalles técnicos de tareas que asegura haber realizado también sirven de punto de arranque", indica Zappitelli.

Llamar la atención sin pasarse

Para conseguir la entrevista, es necesario que primero se fijen en el currículo, "tanto si cumplen las expectativas como si tu perfil se acomoda a lo que se busca", dice.

En las entrevistas puedes jugártelo todo a una carta, por lo que hay que impresionar lo máximo en el mínimo tiempo posible. "Más de la mitad de los responsables de recursos humanos dicen estar un minuto o incluso menos mirando el currículo", aseguran en CareerBuilder.es.

Las palabras claves que buscan los entrevistadores son productividad, un 34 por ciento, cliente y equipo, un 31 por ciento, Internet, un 19 por ciento, y bilingüe o idiomas, un 18 por ciento. Zappitelli aclara que los mentirosos no se distinguen por pertenecer a un sector determinado ni por el tamaño de su empresa, sino que depende de cada persona.

La picardía, aseguran los responsables de recursos humanos, les sigue gustando "siempre y cuando se saque durante la entrevista para hacer valer las cosas buenas sobre las malas, pero no más allá".

Currículos 'desinflados'

Si los mentirosos se añaden atributos para ser los elegidos en un proceso de selección, los hay que omiten ciertos datos, diseñando el currículum a la medida del puesto ofertado. No se trata de algo nuevo, ha ocurrido en épocas de recesión y responde al dicho de que la necesidad agudiza el ingenio.

En crisis, esta tendencia gana adeptos. "No se trata de ocultar información, sino de orientar tu carta de presentación haciéndola más elaborada. Es la ley de la oferta y la demanda pura y dura", afirma Maria Luisa Sánchez, directora de Selección de Adecco.

Otra tendencia que va ganando peso es el doble currículum. Muchos candidatos presentan dos, cada uno de ellos adaptado a un puesto. "Por ejemplo, si a un licenciado en Derecho le interesa un puesto de administrativo, resalta la experiencia en ese campo", explica la directora de selección de Adecco.

Los datos que más se omiten son relativos a la formación y a la experiencia, y ésta se maquilla indicando puestos inferiores a los realmente ocupados. Así mismo es habitual no mencionar cursos, títulos o masters. Y se modifican detalles como la disponibilidad, que se vuelve total. "Omitir experiencia en otros puestos es un error, porque el seleccionador busca un orden cronológico y te pedirá que expliques por qué hay saltos, se te acaba pillando", dice Sánchez.

Randstad estima que, del 40 por ciento de los currículos que contienen mentiras, aproximadamente un 10 por ciento están desinflados. Entre las consecuencias psicológicas de la sobrecualificación, la principal es la frustración. "Si el candidato engaña, lo más problable es que se aburra, ya que tiene potencial para estar en un puesto superior, así que es muy posible que abandone la empresa en menos de un año", dice Noemí Delia, responsable de recursos humanos de Randstad.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado


Comentarios 1

#1
02-12-2008 / 20:10
Puntuación 1

Esto pasa hasta en los altos cargos gerenciales, la idea es que luzca lo mejor posible sin tener que mentir mucho, sobre todo en capacidades.

Bueno este articulo.

Saludos desde Mexico.

JZ

http://congresorh.wordpress.com/





El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines








Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 112,55 -0,66 -0,58%
FRA 35,27 0,00 0,00%
ITA 169,00 +3,60 +2,17%
GRE 530,97 0,00 0,00%
POR 269,99 +1,39 +0,52%

Ecotrader



Evasión

Los mejores hoteles de playa 2017

Los mejores hoteles de playa 2017



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens