225250

El olfato de Trump, a examen: sus apuestas más arriesgadas no siempre fueron bien

elEconomista.es
10/11/2010 - 17:46

Mediático como pocos, Donald Trump ha construido todo un imperio formado por empresas y proyectos del más diverso pelaje. Desde el sector inmobiliario hasta el hotelero, pasando por casinos e incluso por el certamen de Miss Mundo, es difícil encontrar una actividad que no haya atraído su interés y, por extensión, su dinero. Aunque no todas le han reportado las mismas alegrías.

En la larga trayectoria de este multimillonario, son muchas las medallas que se puede colgar y la CNBC recoge algunas de sus mayores apuestas. Algunas de ellas han cubierto de oro al magnate estadounidense, mientras que otras no le han ido tan bien como era de esperar.

Aciertos

1. Grand Hyatt Hotel

En 1974, el empresario selló un acuerdo con Penn Central Railroad para quedarse con uno de sus activos distressed, el hotel Commodore, por el que pagó 130 millones de dólares. Trump empleó seis años en reformarlo y, finalmente, lo devolvió a la vida en noviembre de 1980 bajo el nombre de Grand Hyatt, consiguiendo un éxito inmediato. La cuidada decoración y la legión de empleados lo convirtieron en un hotel de lujo que reportaba millones de dólares de beneficios anuales.

2.- Trump Tower

También en 1980, coincidiendo con la inauguración del Hyatt, se propuso levantar su segundo gran proyecto en Nueva York. Quería demoler el edificio Bonwitt Teller y ubicar en su lugar una torre de apartamentos que ofrecería unas vistas incomparables a inquilinos y comercios. Para poder pasar el inmueble de 68 plantas del papel a la realidad tuvo que comprar a Tiffany's derechos para construir en altura. El coste, de más de 200 millones de dólares, valió la pena. La célebre Trump Tower abrió sus puertas en 1983.

3.- Wollman Rink

Otro episodio del largo idilio de Trump con la ciudad que nunca duerme. En julio de 1986 se hizo cargo de las reformas de la problemática pista de hielo de Wollman Rink en Central Park, después de criticar duramente al ayuntamiento de Nueva York por su torpeza en las obras que se estaban llevando a cabo. En sólo cuatro meses terminó el proyecto, dentro de plazo y a un coste 750.000 dólares por debajo de lo presupuestado.

4.- 40 Wall Street

Una de las operaciones que más ha rendido para el magnate fue la compra del inmueble que ocupa el número 40 de Wall Street. Lo adquirió en 1995 por 1 millón de dólares e invirtió otros 35 millones de dólares en dejarlo de punta en blanco. La suerte le acompañó en forma de burbuja inmobiliaria y la propiedad se revalorizó de tal forma que en 2008 el edificio valía 500 millones de dólares. Sólo en alquiler, Trump llegó a ingresar 20 millones de dólares anuales.

5.- El Aprendiz

El empresario ya era conocido, pero sin duda lo que le lanzó a la fama de forma mundial fue este programa de televisión en el que él hacía a las veces de presentador, narrador y productor. Granjeó a la NBC cotas de audiencia que la propia cadena reconoció como imponentes, "comparables a Bill Cosby". Para Trump significó, además de reconocimiento, 1 millón de dólares por programa... Y se emitieron tres temporadas.

Fallos

1.- New Jersey Generals

El olfato de este emprendedor no es infalible. Uno de sus fiascos financieros más sonados fue la adquisición, en 1983, del equipo de fútbol americano New Jersey Generals por unos 22 millones de dólares. Aparentemente no tenía porqué ir mal, pero Trump no podía saber que sólo tres años después la liga profesional en la que jugaba este equipo, la United States Football League (USFL) iba a desaparecer. La falta de financiación obligó a sus organizadores a suspenderla definitivamente.

2.- Mar-a-Lago

Es 1985, se dio un capricho con la compra de la que denominan la casa más cara de Estados Unidos. Se trata de una lujosa mansión situada en Palm Beach, por la que desembolsó 8 millones de dólares. Sin embargo, una mala racha financiera le obligó, en 1995, a renunciar al uso privado de sus 126 habitaciones y convertir Mar-o-Lago en un club privado. Se trata de un fracaso a medias: sus socios pagan miles de dólares anuales.

3.- Casinos en Atlantic City

En 2009, el grupo de casinos que regentaba, el Trump Entertainment Resorts, anunció que se acogía a la ley de quiebras estadounidense. La deuda que acumulaban las tres casas de juego ascendía a 1.700 millones de dólares. Además de por la poca rentabilidad del negocio, Trump se quedó con mal sabor de boca: abandonó su puesto en la presidencia del consejo de administración después de que los accionistas rechazaran su plan de reestructuración.

4.- Hotel Plaza

Es uno de los hoteles más famosos del mundo y formó parte del haber de Trump desde 1988, cuando lo adquirió por 390 millones de dólares. Y no fue tarea fácil, se lo arrebató a Philip Pilevsky y Arthur G. Cohen, dos conocidos empresarios inmobiliarios neoyorquinos que también pujaban por él. La historia terminó en 1994, cuando lo tuvo que vender para hacer frente a su endeudamiento.

5.- Trump Shuttle

Su aventura en el sector del transporte aéreo tampoco le proporcionó grandes momentos. Tras abonar 365 millones de dólares, se quedó con la aerolíneas Eastern Shuttle en 1989, que renombró añadiendo su omnipresente apellido. La idea del empresario era convertirla en una firma de lujo, lo que hizo que sus clientes habituales huyeran hacia vuelos más baratos. La subida de los precios del combustible a mediados de la década de los 90 tampoco ayudó a equilibrar sus cuentas y, finalmente, en 1992 dejó de operar.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias



Comentarios 1

#1
10-11-2010 / 21:14
Puntuación 2

hay muchas erratas!





El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines








Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 96,66 -1,96 -1,99%
FRA 24,43 -0,51 -2,04%
ITA 155,72 -2,31 -1,46%
GRE 474,77 +1,27 +0,27%
POR 239,99 -1,57 -0,65%

Ecotrader



Evasión

Así se ganan 269 hectáreas al mar

sí se ganan 269 hectáreas



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens