Los árboles ahorran 430 millones de euros al año a las megaciudades

27/08/2017 - 15:25
  • Al reducir la contaminación y el coste de calefacción, refrigeración y tratamiento de aguas

Los árboles proporcionan 430 millones de euros al año (unos 505 millones de dólares) en beneficios a cada megaciudad porque aportan servicios que hacen que los ambientes urbanos sean más limpios, asequibles y agradables para vivir. Esos grandes municipios (de más de 10 millones de habitantes) albergan casi un 10% de los 7.500 millones de personas que viven en el planeta.

Ésta es la conclusión de un estudio realizado por seis investigadores de Estados Unidos e Italia, y publicado en la revista 'Ecological Modelling'. El trabajo se centra en 10 megaciudades de los cinco continentes: Bombay (India), Buenos Aires (Argentina), Ciudad de México (México), El Cairo (Egipto), Estambul (Turquia), Londres (Reino Unido), Los Ángeles (Estados Unidos), Moscú (Rusia), Pekín (China) y Tokio (Japón).

El área metropolitana de las megaciudades estudiadas tiene una media de 2.530 kilómetros cuadrados, con una cobertura arbórea del 21% y un potencial arbonado de otro 19%. Cada una cuenta con 39 metros cuadrados por habitante de densidad media de masa arbórea.

Los científicos estudiaron la cobertura existente y potencial de los árboles en esas grandes ciudades, y su contribución a los servicios de los ecosistemas. Concluyeron que los beneficios de las masas forestales tienen un valor medio anual de 505 millones de dólares anuales, equivalente a 1,2 millones de dólares (un millón de euros) por kilómetro cuadrado de árboles o a 35 dólares (30 euros) per cápita para cada residente en gran ciudad.

Theodore Endrey, de la Facultad de Ciencias Ambientales y Forestales de la Universidad Estatal de Nueva York (Estados Unidos) y autor principal del estudio, señala que el valor de los servicios que aportan los árboles podría fácilmente duplicarse simplemente plantando más ejemplares.

"Las megaciudades pueden aumentar estos beneficios en un 85%", apunta, antes de añadir: "Si los árboles fueran establecidos a lo largo de su área de cobertura potencial, servirían para filtrar los contaminantes del aire y del agua, reducir el uso de la energía de los edificios y mejorar el bienestar humano, mientras proveen hábitat y recursos para otras especies en el área urbana".

Beneficios directos e indirectos

Los investigadores tuvieron en cuenta los beneficios de los árboles en reducir la contaminación del aire, el escurrimiento de las aguas pluviales, los costes energéticos asociados a los edificios por la calefacción y la refrigeración, y las emisiones de dióxido de carbono (CO2).

Subrayan que el beneficio medio de las 10 megaciudades analizadas es de 410 millones de euros anuales en reducciones de contaminantes atmosféricos; 9,4 millones en el ahorro de tratamiento de aguas pluviales; 6,8 millones en el secuestro de CO2, y 0,4 millones en ahorro de calefacción y aire acondicionado.

"Los árboles tienen beneficios directos e indirectos para enfriar edificios y reducir el sufrimiento humano durante las olas de calor. El beneficio directo es la sombra, que mantiene la zona urbana más fría, y el beneficio indirecto es la transpiración de las aguas pluviales, que convierte el aire caliente en aire más fresco", explica Endreny.

Los árboles urbanos prestan servicios de los que la mayoría de las personas no son conscientes, incluida la eliminación de las partículas en suspensión en el aire (peligrosas para la respiración humana), ya que son capturadas por las hojas; el ahorro de energía en forma de enfriamiento y aislamiento tanto de la luz solar del verano como de los vientos del invierno, y el secuestro de carbono, que ocurre cuando los árboles absorben y almacenan CO2 a medida que mitigan el cambio climático.

"Colocar estos resultados en la escala más amplia de los sistemas socioeconómicos pone de manifiesto hasta qué punto la naturaleza apoya nuestro bienestar individual y comunitario proporcionando servicios de los ecosistemas de forma gratuita", recalca Sergio Ulgiati, de la Universidad Parthenope de Nápoles (Italia).


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.





El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 121,04 +3,14 +2,66%
FRA 28,97 +0,53 +1,85%
ITA 169,30 +3,37 +2,03%
GRE 515,64 +5,86 +1,15%
POR 203,62 +4,63 +2,33%

Ecotrader



Evasión

Vivir en la ciudad más cara

Vivir en la ciudad más cara



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens