Ecomotor

Esta furgoneta retromoderna de Citroën es lo que todo amante del 'food truck' necesita

Jorge Arenas6/04/2017 - 9:320 comentarios

Se trata de un kit de carrocería que convierte un Citroën Jumper actual en un vehículo de aspecto clásico y similar al original Citroën Type H de los años 40. Un auténtico regalo de cumpleaños para celebrar los 70 años de vida de este mítico modelo.

Pongámonos en situación: corre el año 1947 y la Francia de posguerra necesita un vehículo comercial ligero para motorizar a los dueños de los negocios y a la misma policía. Nació entonces la serie Type H de Citroën con una clara vocación de servicio y una puesta en escena que aún hoy resulta peculiar. En el país galo llegó a conocerse incluso como 'nariz de cerdo', por su abultado frontal.

Esta furgoneta de reducidas dimensiones que, en su versión corta, apenas superaba los 4,2 metros de longitud (lo mismo que mide un VW Golf), ofrecía en cambio un interior altamente aprovechable, con una carga útil de 850 kilogramos. La mecánica la heredaba del vetusto Citroën Traction Avant y, posteriormente, del Citroën DS. Lo que hubo bajo el capó durante los más de 30 años que se mantuvo a la venta fueron dos motores de gasolina, de 1,6 y 2 litros de cilindrada, y otros dos diésel, ambos de 1,6 litros. Ninguno de ellos superaba los 50 CV de potencia, pero aquellas cifras eran más que suficientes para dar vida a un vehículo que no buscaba velocidad sino una capacidad de transporte digna.

Han pasado los años -muchos- y esta furgoneta de Citroën se ha convertido en un mito de las carreteras. Con tanto amor por lo vintage, la década actual se ha encargado de sacar de antiguas cocheras a este Citroën para, después de desempolvarlo y restaurarlo, devolverlo a las calles de las grandes ciudades convertido en food truck. No hay mercado de este tipo en el que no figure uno o varios modelos de este tipo.

¿Y cuál es hoy la noticia? Resulta que un par de empresarios y diseñadores llamados Fabrizio Caselani y David Obendorfer ha decidido celebrar los 70 años de vida del Citroën Type H regalándole un traje nuevo. Lo que ofrecen es un kit de carrocería totalmente nuevo, diseñado desde cero, que mantiene algunos rasgos del modelo clásico y se monta sobre la base de un Citroën Jumper actual.

Es decir, que se trata de una furgoneta moderna, pero con una carcasa exterior muy vintage, que saca a la palestra los faros redondos, los paneles de carrocería estriados, la gran parrilla delantera y el característico doble chevron del modelo original, pero reinterpretado. Al margen de la estética, lo mejor para el usuario es que no tiene que sufrir los rigores de un vehículo clásico, ya que tanto el chasis como los motores (de 110 a 160 CV) son totalmente actuales, lo que permite viajar de forma cómoda, segura y eficiente.

Una curiosa iniciativa, que tiene visos de triunfar entre los amantes de lo clásico. Desconocemos el precio de este kit de transformación, aunque suponemos no será barato, entre otras cosas porque se trata de una edición limitada a 70 unidades. Una pena que sólo se fabrique para el mercado italiano.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios

0

Blogs Ecomotor.es

Ver más noticias
Ver más noticias