Ecomotor

Kia Niro: un híbrido en todos los sentidos

Juan Luis Soto15/07/2016 - 10:260 comentarios

Kia acaba de presentar su nuevo modelo Niro que, en un principio, estaría englobado en la clase SUV. Y decimos en un principio porque no es exactamente igual ni en concepto ni en planteamiento que sus rivales de dicha categoría.

Para empezar sus dimensiones no se superponen a las de un SUV de referencia como pueda ser por ejemplo un Nissan Qashqai. El Niro es más corto y más bajo y parece buscar el mimetizarse más con un compacto grande de carrocería familiar que con un todocamino familiar al uso. Por otra parte, su condición de híbrido y su precio lo hacen competir directamente con un coche tan diferente a los SUV como es el Toyota Prius.

El Niro mide 4,38 metros de largo, 1,80 de ancho, 1,53 de alto y su interior, de diseño muy clásico, con acabados correctos, es acogedor y amplio en sus plazas sin ser especialmente grande. Posee un maletero dentro de la media en cuanto a capacidad con 401 litros de volumen, al que se suma un doble fondo aprovechable para transportar algunos pequeños objetos o parte del equipaje y pudiendo ampliar el espacio total de carga hasta los 1.399 litros abatiendo por completo los respaldos de los asientos posteriores .

En cuanto equipo, el Niro llega especialmente bien dotado ya que desde el acabado inicial Concept incluye de serie equipos como bluetooth, asistente de mantenimiento de carril, climatizador automático, control de crucero con limitador de velocidad, luces diurnas Led o sensores para los limpiaparabrisas y los faros. En el acabado intermedio llamado Drive y que será el más reclamado incluye un sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de siete pulgadas que incluye un navegador TomTom. Además, opcionalmente puede incorporar la frenada automática de emergencia y el control de crucero adaptativo. Entre tanto despliegue tecnológico desentona un freno de estacionamiento de pedal, obsoleto y además peligroso en caso de accidente.

Motorización inédita en esta categoría

La mayor novedad que aporta el Niro no se ve ya que es su motor híbrido, inédito en este tipo de SUV urbanos. Se trata de una hibridación en paralelo de un bloque 1.6 de cuatro cilindros gasolina de 105 CV con otro eléctrico de 45,5 CV, que suman una potencia conjunta de 141 CV. La batería que alimenta al motor eléctrico es de polímero ión litio con una capacidad de 1,56 kWh, de tamaño compacto y un peso reducido de 33 kg. En cuanto a la transmisión, se realiza mediante una caja de cambios automática de doble embrague con seis velocidades.

La razón de ser de este modelo es ofrecer en el segmento más solicitado del momento una alternativa de gran eficiencia a los SUV térmicos, de consumos superiores a los modelos de carrocería convencional. Para ello su motor híbrido anuncia un valor de tan sólo 3,8 l/100 km y unas emisiones de CO2 muy bajas, 88 gr/km.

En condiciones reales de rodaje pudimos comprobar como el consumo se estabilizaba más bien en torno a los 5 l/100 km, lo cual no está nada mal. A pesar de que dispone de un modo seleccionable 'sport' que actúa sobre el motor y la dirección, las posibilidades deportivas del Niro se acaban en sus intenciones.

Para empezar se trata de un coche bastante pesado (1.520 kg), lo cual penaliza sobre todo a las aceleraciones (11,5 s en el 0 a 100 km/h) y las recuperaciones (8,6 s de 80 a 120 km/h). El cambio por su parte es suave y más agradable en sus respuestas que los de variación continua que equipan otros híbridos, pero no consigue ser lo suficientemente reactivo como para poder calificarse de deportivo. De hecho en la práctica, los 141 CV disponibles parecen más de los que realmente transmiten las sensaciones al volante.

Sorpresas en tecnología

El chasis del Niro ha sido desarrollado específicamente para este modelo y para su pariente cercano el Hyundai Ionic. Aporta comodidad y un buen asentamiento sobre el asfalto, aunque tampoco gusta de tratamientos excesivamente fogosos y las suspensiones protestan con cierta sequedad sobre firmes irregulares, sobre todo si va equipado con las llantas grandes de 18" en lugar de las de 16" estándar, más cómodas sobre los baches. En general resulta un coche agradable y fácil de conducir, pero sin que apreciemos el toque de deportividad que proclama la marca en su lanzamiento.

Para quienes aprecien la última tecnología, el Niro guarda aún más sorpresas, como su interesante sistema de reducción del consumo de combustible que tiene en cuenta nuestra forma de conducir y la topografía de la carretera que anticipa mediante la cartografía GPS. Por ejemplo, el motor eléctrico ayuda en mayor medida al térmico al subir una cuesta si sabe que luego una pendiente de bajada ayudará a recargar la batería mediante el recuperador de energía.

El Kia Niro se fabrica en Corea del Sur y estará disponible en España a partir del próximo septiembre con un precio de acceso aplicando descuentos promocionales pero excluyendo el Plan Pive a partir de 19.980 euros. Como es habitual en todos sus modelos, Kia ofrece una garantía de 7 años o 150.000 kilómetros.

Precios Kia Niro

-1.6 HEV Concept 25.400 euros

-1.6 HEV Drive 26.800 euros

-1.6 HEV Emotion 29.800 euros


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios

0
El Flash de EcoMotor
Ver todos

Blogs Ecomotor.es

Ver más noticias
Ver más noticias