Ecomotor

Así ha evolucionado la radio del coche en 60 años: de pagar para tenerla a convertirla en una 'tablet' integrada

Ecomotor.es13/02/2018 - 9:320 comentarios
  • El diseño de la pantalla de un coche requiere un año y medio de trabajo.

La evolución que ha experimentado el automóvil en el último medio siglo abarca todas y cada una de sus facetas, desde la estética hasta la seguridad -tal y como evidenciaron las pruebas Euro NCAP-, pasando por elementos más triviales pero esenciales como la radio.

Por ello y con motivo del Día Mundial de la Radio, Seat ha realizado un repaso del progreso durante las últimas seis décadas del compañero de viaje por antonomasia. De hecho, el 80% de los conductores aprovecha sus trayectos diarios para escucharla, según la Asociación de Radios Europeas (AER). Pero ¿cuáles son los avances más determinantes?

-La radio, un elemento de lujo: los primeros 600 no llevaban ni retrovisores, ni cinturones de seguridad, ni radio. "Aunque ahora nos pueda parecer increíble, la radio en los años 60 era un elemento de lujo. En los SEAT 600, la radio se tenía que pagar aparte", rememora Jaume Sala, responsable de Diseño Interior de Seat.

-El nacimiento de la radio, de la mano del Ibiza: el lanzamiento del primer Seat Ibiza, en los años 80, coincide con la incorporación de los radiocasetes en el coche. "Se trató de un gran avance, ya que por primera vez podías transportar tu propia música", asegura Sala. Años más tarde, se dio un nuevo paso adelante con la llegada del radiocasete extraíble: "¿Quién no recuerda salir del coche con el armatoste a cuestas?", evoca.

-La irrupción de las pantallas y la voz. A partir de los años 90, llegaron las pantallas integradas en el coche. "Pasar de sintonizar manualmente un transistor a tener casi un ordenador en el coche y comunicarnos por voz. Ha sido una auténtica revolución", asegura. "Con una simple palabra puedes ordenar a tu coche que te ponga la radio y escoger la emisora".

-Habitáculos basados en pantallas. Los diseñadores de interiores de coches se han adaptado a la evolución de las nuevas tecnologías. Precisamente la pantalla es ahora el primer elemento que tienen en cuenta. "Antes diseñábamos el interior y al final mirábamos dónde cabía la radio. Ahora, en cambio, sucede al revés: primero se coloca la pantalla y luego se diseña el resto", explica Sala.

-1.000 bocetos y 3.000 iconos. El diseño de la pantalla de un coche requiere un año y medio de trabajo y 1.000 bocetos. Para crear la del Seat Arona se han creado 3.000 iconos y pictogramas. Mide ocho pulgadas, unos 20 centímetros, el equivalente a una tablet. "Los botones desaparecen y la tendencia es que los coches incorporen pantallas cada vez más grandes y con más funciones", asegura Sala.

-La sofisticación del sonido, en continuo estudio. En los primeros 600 se oía más el motor que la radio. Con los años, se han ido incorporando sistemas que han mejorado la calidad del sonido en el interior del coche. Ingenieros del departamento de 'Car Audio', en el Centro Técnico de la marca, trabajan desde la fase de desarrollo de un nuevo modelo. Con el uso de herramientas habituales en estudios de grabación, analizan cuál es la mejor ubicación de los altavoces y la proyección de las rejillas. El objetivo es que todos los ocupantes del vehículo disfruten de la mejor experiencia de sonido.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios

0

Blogs Ecomotor.es

Ver más noticias
Ver más noticias