Ecoaula

Arquitectos y educadores piden a los legisladores más flexibilidad para innovar en espacios

Madrid

Los cambios en las nuevas metodologías de aprendizaje están generando una reflexión profunda sobre la funcionalidad de los espacios educativos entre educadores y arquitectos.

El acceso universal a la información permite a los docentes recuperar su esencia como maestros inspiradores y mediadores. En este entorno, la innovación en espacios educativos es prometedora. Arquitectos y educadores coincidieron en pedir ayuda a los legisladores para que desarrollen normativas más flexibles que permitan esta innovación.

Jose María Madrid Mateo, vicepresidente de la Fundación Arenales y los arquitectos Clara Eslava, José Ángel Medina y Mayka García-Hípola participaron en una mesa redonda titulada: "Espacios que enseñan: Arquitectura y educación", celebrada en el nuevo campus de la Universidad de Navarra en Madrid, que inaugura en septiembre su sede de postgrado."El acceso al conocimiento se ha universalizado por eso, hoy es más importante que nunca despertar el interés por el conocimiento y facilitar a los alumnos el acceso al conocimiento de forma crítica", García-Hípola, subdirectora del máster en estudios de Arquitectura de la Universidad de Navarra, que comenzará en Madrid en septiembre.

José Ángel Medina, uno de los arquitectos de la nueva sede de la Universidad de Navarra en Madrid, insistió en la necesidad de trabajar la diversidad de espacios para permitir distintas formas de aprendizajes que combinan la concentración y el intercambio con más o menos personas.

La arquitecta Clara Eslava, especialista en el diseño de espacios educativos infantiles, recordó la necesidad de ser flexibles en la creación de espacios que favorezcan el contacto con la naturaleza y la experiencia del alumno. "La mayor parte de los aprendizajes se producen en entornos informales. Como arquitectos, podemos contribuir a que los alumnos puedan percibir una mirada esférica de la realidad". Eslava defendió la planificación de centros educativos integrados en entornos naturales que se conviertan en pulmones verdes de la ciudad.

La fundación Arenales cuenta con una veintena de colegios proyectados y 500.000 metros cuadrados en instalaciones, en este sentido, Madrid Mateo subrayó la importancia del espacio como palanca de aprendizaje para el profesor, además añadió que, lejos de extinguirse, los buenos profesores son los que no temen perder el monopolio del conocimiento. Los buenos profesores tienen más sentido que nunca. Son la esencia del sistema y los espacios adecuados pueden ayudarles a desarrollar todo el potencial de sus alumnos".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.