Ecoaula

La Universidad de Oxford y Google crean el primer mapa global sobre facilidad de acceso a las ciudades

  • El mapa que indica el tiempo que se tarda en viajar a las ciudades de todo el mundo.

Un nuevo mapa del mundo codificado por colores, que muestra los tiempos de viaje para llegar a las ciudades por todo el planeta, ha sido desarrollado en la Universidad de Oxford con apoyo de Google.

En 2000, un grupo de investigadores intentó crear el primer mapa del mundo que revelaría las distancias que las personas tendrían que viajar para llegar a una ciudad, pero de acuerdo con el equipo que trabajó en esta nueva investigación, eso fue antes del advenimiento de las redes informáticas de infraestructura moderna.

La edición de tales mapas es importante porque muestra con qué eficacia se satisfacen las necesidades de desplazamiento a la población urbana en cada país. Las ciudades ofrecen servicios que simplemente no se pueden combinar en el desierto, en una gran jungla o en pueblos ubicados en paisajes desérticos dispersos.

Para crear sus mapas, los investigadores, dirigidos por el Big Data Institute de la Universidad de Oxford, utilizaron datos de Open Street Maps y de Google. Pudieron capturar las representaciones de las redes de transporte en todo el mundo, alimentando con datos a motores que crearon mapas con códigos de colores que mostraban lo lejos que tendría que viajar la gente en un área determinada para llegar a una ciudad de al menos 50.000 habitantes. También produjo estadísticas, que muestran, por ejemplo, que más del 80 por ciento de las personas que viven en el mundo viven a menos de una hora de una ciudad.

Como señalan los investigadores, mirar el mapa ofrece pruebas de lo que la mayoría ya sabe: que lleva mucho tiempo conducir o caminar desde puestos avanzados del desierto hasta ciudades distantes en países pobres.

Pero también ofrece algunas sorpresas, por ejemplo, en los Estados Unidos, a pesar de las vastas áreas rurales, hay muy pocas personas que viven lejos de una ciudad. Los mapas también resaltan lo que podrían ser problemas con iniciativas tales como los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Al mirar los nuevos mapas, sería fácil suponer, por ejemplo, que las personas que viven en las partes del norte helado de Escandinavia viven en condiciones del tercer mundo, lo que claramente no es el caso.

Aún así, está claro que las herramientas modernas de redes geográficas están ayudando a las naciones a comprender mejor los desafíos que enfrentan, y tal vez ayudar a crear iniciativas para resolver los problemas que estos mapas destacan, según los autores, cuyo estudio ha sido publicado en "Nature".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado