Status

La Sala Equis, un cine para adultos reconvertido en sala cultural

Madrid

Las nuevas plataformas digitales de emisión de contenidos de ficción, como Netflix o Filmin, la propia ficción televisiva o el precio de las entradas han exiliado al público de la sala de cine, más cuando se trata de cine de autor. Sin embargo, el placer de la gran pantalla todavía se encuentra en algunos rincones de ciudades como Madrid. Uno de ellos es la Sala Equis, histórico cine para adultos que se ha convertido en sede del cine de autor y de la cultura de barrio.

Esta transformación es obra de cinco jóvenes -un sociólogo, una psicóloga, un abogado, un periodista y una doctora en Filosofía- que tenían claro que el centro de Madrid estaba falto de locales que apostasen por propuestas culturales de calado y no únicamente por un interiorismo atractivo. "Ahora mismo ves sitios muy bonitos, pero que se parecen todos entre sí. En Francia, en cambio, hay espacios que combinan distintas disciplinas: ver una película, tomarte una caña, asistir a una charla, ver un concierto… una experiencia global. Y desde luego es una demanda que estaba latente", cuenta Laura Suárez, una de las cinco socias de Sala Equis, la doctora en Filosofía, y responsable de contenidos culturales. Una declaración de intenciones que no ha evitado que la rehabilitación de este local haya sido reconocida en los Premios Coam 2018, que entrega El Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid.

La propuesta de este local está centrada en el cine: "Es la parte esencial del concepto. Ahora programamos más que la Filmoteca", cuenta Suárez. Así, todos los meses tienen un ciclo prioritario, que ocupa el mayor número de pases, y luego un ciclo más de autor. Actualmente, su cartelera se centra en las películas como Campeones, El Reino o Bohemian Rhapsody, que tienen alguna nominación a los premios Goya u Oscar de este año. Además, también organizan encuentros con actores y directores de cine. De hecho, la Sala Equis fue el escenario en el que se celebró el 30 aniversario de la película Mujeres al borde de un ataque de nervios, que congregó a parte del elenco de actrices, como Rossy de Palma, y al propio director, Pedro Almodóvar. Eso sí, si acuden a la sala sepan que no es como la de un multicine. Las películas se ven en versión original, la sala es pequeña, por tanto las últimas filas se llenan enseguida y el espectador puede subir con cervezas y comida, la que sirven en el bar. El precio por entrada: 6,50 euros.

Esta sala también es una apuesta por el ocio y cultura de calidad. Además de cine, los clientes puedes disfrutar de exposiciones de arte o fotografía, música en directo -"hay conciertos todos los domingos", cuenta Laura-, recitales de poesía, shows específicos como Feminismo para torpes o incluso espectáculos circenses. La responsable de contenidos culturales dice que lo que buscan es convertir la Sala Equis en una especie de plaza del pueblo, en donde la gente del barrio recupera la tradición de compartir la vida en la calle, y hacer una especie de homenaje al pasado de la sala porque más que un cine para adultos, cuenta Laura, "tenía un poco de centro social, un lugar para hablar de sus cosas o para ver la Ruleta de fortuna".

Esta Sala Equis se encuentra en los bajos del edificio El Imparcial, un palacete de la calle Duque de Alba que a principios del siglo XX albergó la histórica redacción del diario del mismo nombre. De hecho, dos años antes, este grupo de jóvenes ya reconvirtió la redacción de ese periódico en un restaurante donde degustar desde unas patatas bravas o unas croquetas hasta un ceviche de corvina con guacamango.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0