Status

Daisy y Donald se visten con 20.000 cristales de Swarovski

Imagen: Swarovski

Con motivo de su 75 cumpleaños, Daisy, la novia del pato Donald, ha quedado inmortalizada en una pieza de coleccionista que solo 150 personas podrán adquirir. Una pequeña cifra dado el costoso y largo (110 horas son necesarias) procedimiento que las hace reales.

Una obra de arte de 6,4 x 9 centímetros ideal para decorar el hogar con uno de los icónicos protagonistas de la infancia de los más peques. Aún así no se trata de ningún juguete, ya que su precio -7.495 euros- indica claramente que debe resguardarse en una vitrina para ser admirada desde lejos. Asimismo, su fiel y tierno compañero, el pato Donald, también se encuentra a disposición del público por la misma cifra para completar la parejita.

Cada uno de los ejemplares se fabrica a mano con la máxima precisión mediante la exclusiva técnica Pointiage, una tecnología desarrollada por Swarovski que permite engarzar los cristales a mano libre sin utilizar pegamento u otro tipo de adhesivo. De este modo, 20 mil diminutos minerales son colocados de pie sobre una base de granito con un grabado que indica el número de edición individual.

El monarca del cristal lleva resplandeciendo en el mundo desde 1895, cuando en Wattens, una pequeña localidad de Austria, Daniel Swarovski decidió fundar la firma de productos de lujo elaborados con uno de los materiales más puros y frágiles: el vidrio.

Daniel siguió los pasos de su padre, quien dedicó su vida a la artesanía del cristal cortado y ahora, dueño del grupo Swarovski, distribuye piezas decorativas para el hogar, ornamentación de alta costura, fashion jewelry, accesorios y figuras. Incluso se ha convertido en patrocinador de grandes películas como El fantasma de la ópera, para la que confeccionó un fulgurante candelabro, o de los reyes del pop Madonna y Michael Jackson, a los que les gustaba dar la nota con sus brillantes vestuarios.

Gracias a sus múltiples logros, la compañía goza de presencia internacional y ofrece sus delicadas piedras a través de una red de boutiques propias y socios minoritas. Tanto es el éxito que cada trimestre lanza nuevas colecciones con las que sorprender a todo tipo de clientes, y los personajes de Disney son siempre una de las opciones estrella de Swarovski. En esta ocasión la patita Daisy ha sido la afortunada en transformarse en una lluvia de color y centelleo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin