Medio ambiente

Madrid aún tiene 400 calderas de carbón de sistema de calefacción

Madrid, 5 dic (EFE).- Las viviendas en España son responsables de casi un 7 % de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) a la atmósfera y los picos de contaminación en muchas urbes suelen coincidir con el inicio del uso de la calefacción, que en muchas ciudades españolas como Madrid sigue funcionando con carbón.

En la capital aún hay 400 calderas de carbón para la calefacción, aunque la normativa sobre este tipo de instalaciones térmicas en edificios prohíbe el uso combustibles sólidos de origen fósil como el carbón desde 2012.

La Asociación de Empresas del Sector de las Instalaciones y la Energía (Agremia) informa en un comunicado de que, sin embargo, la adopción de medidas de eficiencia energética aún es insuficiente en España.

Según Agremia, a pesar de que la Directiva Europea de Eficiencia Energética no está adaptada a la legislación local, Agremia recomienda colocar repartidores de costes en cada vivienda para evitar la emisión de 2,4 millones de toneladas de CO2 al año de los más de 700.000 edificios que aún tienen calefacción centralizada.

El presidente de Agremia, José María de la Fuente, sostiene que los altos picos de contaminación en Madrid coinciden con el inicio del encendido de la calefacción en las viviendas, "no siendo suficiente imponer límites a la velocidad de los vehículos".

El Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático, Plan A, del Ayuntamiento de Madrid contempla entre sus 30 medidas la delimitación de una zona central "Cero Emisiones".

El objetivo del plan, según el Ayuntamiento, es conseguir "una ciudad sostenible", que garantice la salud de los vecinos frente al "reto de la contaminación atmosférica, reduzca las emisiones y fortalezca la ciudad frente a los impactos del cambio climático".

Además, contempla la eliminación de todas las calderas de carbón a partir de 2020, según Agremia.

Según De la Fuente, "todavía hay tiempo para adelantar la fecha de prohibición de este tipo de instalaciones a 2019".

Por ello, plantea la puesta en marcha de un plan para el cambio de calderas de carbón apoyadas por una línea de ayudas, "como la que mantuvo el Ayuntamiento desde 1990 a 2011".

Ante los reiterados episodios de alta contaminación en la capital, la delegada madrileña de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, expuso en octubre pasado la intención del Consistorio de cambiar el plan anticontaminación en los próximos meses.

Así, el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, planteó la semana pasada que el Ayuntamiento estudia, entre otras medidas, la prohibición de las estufas de gas en las terrazas "para luchar contra el cambio climático y reducir las emisiones" de GEI.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias