Status

Un hogar de lujo sobre ruedas

Independencia, autonomía y contacto con la naturaleza son tres, que no todos, de los valores unidos al caravaning -entendiendo como tal el uso de autocaravanas y de caravanas-, una fórmula excelente de viajar.

La opción, que capta más adeptos cada año, sobre todo en el periodo vacacional, se revaloriza ante la posibilidad de sustituir la adquisición por el alquiler. Pero lo que es seguro es que, al margen de la fórmula elegida, los vehículos de recreo de este tipo, con y sin motor, son sinónimo de turismo en libertad.

"La posibilidad de disponer de medios propios de desplazamiento y alojamiento, el contacto con la naturaleza y poder viajar cómodamente con la familia" son las principales motivaciones para la práctica del autocaravanismo y del caravanismo, subrayan los autores de El Libro Blanco del Caravaning de España.

La obra, editada conjuntamente por Fira de Barcelona y el Gremio de Comerciantes de Caravaning de Cataluña (Gremcar), se ocupa también de una cuestión que preocupa a los neófitos y que asciende en el escalafón de la vacilación conforme se aproxima el momento de echarse a rodar: ¿comprar o alquilar?

Los autores del informe citado, iniciativa en la que han colaborado, la Generalitat de Cataluña, la Asociación Española de Comercio del Caravaning (Aseicar) y el BBVA Finanzia, aseguran que la mayoría de los usuarios de autocaravanas "son propietarios".

Esta opción en favor de la compra de la autocaravana, adquisiciones que atañen tanto a los vehículos nuevos como a los de segunda mano, está respaldada por dos motivos. Por una parte, "se trata de usuarios que han realizado un viaje en autocaravana, caravana o remolque-tienda de algún amigo". Y por otra, son personas "que se inclinan por secundar la recomendación de familiares y amigos", factor que es también uno de los dos principales motivos que empujan a los usuarios de caravanas a disfrutar de su afición en calidad de propietarios. El segundo motivo, secundar la tradición familiar de practicar el caravaning.

Menos compra y más alquiler

Ahora bien, el predominio de la compra de autocaravanas nuevas (62 por ciento en detrimento de las adquisiciones de vehículos de segunda mano, con un 38 por ciento) se acorta conforme transcurren los años.

¿Por qué? "Por el incremento progresivo del parque de autocaravanas, crecimiento que hace que se encuentren en el mercado vehículos con mayores y mejores prestaciones y en un mejor estado de conservación", explica la Dirección General de Tráfico en su documento La movilidad en autocaravana. Contexto actual y propuestas de actuación.

Arrendamiento

Y eso, el entorno, con una oferta del sector del caravaning, que, al igual que acontece en otras parcelas de la economía española, sigue sin ver la salida del túnel, y una demanda reacia a realizar grandes gastos (la compra de una autocaravana reclama afrontar un coste mínimo de 40.000 euros), es otro de los factores que explican que se esté acortando el distanciamiento entre las compras de vehículos nuevos y las adquisiciones de modelos de segunda mano.

Un acortamiento que además se reitera, quizás propulsado por la citada y generalizada tendencia de no realizar grandes desembolsos, al radiografiar una cuarta modalidad para disfrutar de la autocaravana: la copropiedad.

Aquellos que se decanten por la utilización del bien, no por su compra, es decir, por el alquiler de la autocaravana, deben tener en cuenta que las tarifas, al igual que acontece en los hoteles, son dispares y que los precios, con independencia del modelo de vehículo elegido, escalan o descienden según la época del año, localizándose la cima en las tradicionales fechas vacacionales: Semana Santa, julio, agosto y septiembre, en general.

A la hora de localizar dónde se halla la mejor oferta, tanto en lo que atañe a la compra como al alquiler del vehículo, lo más recomendable es contactar con los distintos distribuidores que operan en el mercado español.

En ese sentido, el paso más raudo y seguro es acceder a la web de Aseicar, "patronal fundada en 1998 y que integra a más del 90 por ciento de las empresas distribuidoras de caravanas, autocaravanas, carros, carros tienda, bungalows, módulos, mobil-homes y par- kings", explica, José Manuel Jurado, su presidente.

En su misma web, aseicar.org, se puede contactar con los distribuidores españoles.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

fads
A Favor
En Contra

y por que este mamon puede acampar con la rulot, y yo no puedo ni vivaquear en el campo ni poner la tienda de campaña por una noche, en un sitio que no este estorbando a nadie, ni afecte al paisaje, etc.

ademas de muchas cosas.

Puntuación -12
#1
Autocaravanistas por sus derechos
A Favor
En Contra

Calma "fads". Ni el vehículo es español ni el paisaje tampoco. Al menos no reconocemos algo así. Pareciese Canadá.

Lo que sí nos parece el artículo es un gran engaño. Para ensalzar las verdaderas virtudes de hacer turismo en una autocaravana no hace falta mentir, o mejor dicho, es necesario decir la verdad, sobre todo la cantidad de límites que tenemos en España en pleno año 2011, pleno siglo XXI.

No es la primera vez que criticamos esta práctica y parece mentira que los titulares de Google asignen la noticia a la asociación ASEICAR.

Los autocaravanistas propietarios, víctimas y sufridores diarios de la cantidad de restricciones que tenemos, necesitamos una mentalización URGENTE de vendedores y distribuidores, para que al vender o alquilar una autocaravana comenten a sus clientes la realidad actualizada sobre nuestra nuestra actividad, informando detalladamente de aquello que pueden y no pueden hacer o dónde pueden parar y pernoctar a lo largo de los trayectos que vayan a realizar; incluyendo, en el momento de la firma del contrato, la entrega y lectura del decálogo del buen autocaravanista.

Puntuación 15
#2