Televisión

Destapan el "pollo" que montó Alejandra Rubio en los pasillos de Mediaset: "Estaba enfadadísima y se quedaron atónitos"

El programa Ni que fuéramos Shhh ha desvelado un polémico capítulo que Alejandra Rubio protagonizó esta semana en los pasillos de Mediaset. Según ha contado el periodista Javier de Hoyos, la hija de Terelu Campos recriminó a un grupo de periodistas con los que se topó algunas de las opiniones que habían vertido en televisión.

"Venía de estar grabando otro programa dentro de Mediaset con una cara enfadadísima", comenzó su relato Javier de Hoyos. "Llegó 'pum, pum, pum'... pisando fuerte. "Estaba enfadadísima y fue hacia unos periodistas de la prensa rosa que habían hecho unos comentarios que a ella no le habían hecho ninguna gracia", continuó. "En ese momento Alejandra Rubio se pilla un rebote, coge a los periodistas, monta un pollo y dice: 'Yo habré dado una exclusiva en ¡Hola!, pero vosotros no tenéis derecho a hablar de mi vida, no tenéis derecho a opinar sobre mi vida, no tenéis derecho a lo que me estáis haciendo", reprodujo De Hoyos. "Se quedaron atónitos".

"Decía 'Basta, basta de que habléis de mi vida, basta de que habléis de mí, qué habré hecho para merecer esto", continuó el periodista, exdirector de Socialité y nuevo miembro de Canal Quickie. "Dio la sensación de que igual estaba diciendo algo así como que igual tengo que empezar a tomar medidas o a llamar a gente poderosa para que paren de hablar", manifestó De Hoyos.

El colaborador de Ni que fuéramos explicó también que, después de ese momento de tensión, Alejandra "se fue y se quedaron los periodistas que estaban ahí con la cara colorada". "A continuación, volvió y pidió perdón y dijo que 'con el embarazo igual estoy hablando con demasiadas salidas de tono, pero lo que he dicho, lo mantengo. A ver si paráis ya de hablar de mí", terminó Alejandra, según el relato de Javier de Hoyos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud