Famosos

La alejada vida de las mellizas de Tita Cervera del foco mediático: en Andorra y con un 'misterio' aún sin resolver

Día dulce para la baronesa Thyssen. Sus hijas mellizas, Carmen y Sabina, cumplen este sábado, 6 de julio, 18 años. Este viernes pudimos ver por primera vez a Carmen por primera vez en un acto público, representando a su madre, para inaugurar una exposición en Sant Feliu de Guíxols. Claro que, con la mayoría de edad, las 'niñas' emprenderán en breve su propio camino tras haber finalizado sus estudios de Bachillerato en Andorra.

Tal día como hoy allá por 2006, y después de cuatro años de la muerte de su marido, Tita Cervera dio a luz a las mellizas por gestación subrogada. Dos años después, las presentaba de forma pública con una amortizada exclusiva, aunque siempre quiso mantenerlas al margen del ruido mediático. Y es que, apenas han salido en los medios de comunicación salvo en alguna que otra portada. En mayo de este mismo año, Carmen quiso acompañar a su madre, cuando una revista de moda le galardonó coincidiendo, además, con su cumpleaños.

Sin embargo, el misterio de quién es el padre de las niñas sigue latente a día de hoy. La propia baronesa afirmó lo siguiente: "Mis hijas ya saben quién es su padre". Hay que recordar que en septiembre de 2020, Telecinco sugirió que el padre de las gemelas podría ser su hermano Borja, pues guardan un gran parecido con él. Claro que de ser cierto lo insinuado en Mediaset, estaríamos ante otra situación en la que el hijo de la baronesa sería a la vez el padre de sus 'hermanas'.

Ahora bien, sus primeros meses de vida los pasaron en la Costa Brava, uno de los 'refugios' favoritos de la baronesa, además de Mallorca e Ibiza, donde suelen pasar unos días cada verano. Allí residían en Mas Mañanas, una finca familiar con una lujosa casa de tres plantas. Poco después, madre e hijas se mudaron a Villa Favorita (Suiza) en una finca de 35.000 metros cuadrados, la residencia del barón Heinrich Thyssen-Bornemisza, padre del ya fallecido marido de Tita. Después de un tiempo en el paraíso fiscal, se mudaron a Andorra, donde las mellizas han crecido lejos del ruido mediático junto a su madre, su mayor apoyo.

Aunque si hay otra persona que ha sido imprescindible en la vida de las hijas de la baronesa, ese ha sido Guillermo Cervera, sobrino y hombre de confianza de ésta. Guillermo vive desde hace años en Andorra y cuando Tita tenía que desplazarse para sus proyectos laborales, él se encargaba del cuidado de las niñas. A pesar de que la relación entre Borja Thyssen y su madre ha pasado por muchos altibajos, más aún tras el revuelo que se generó con las declaraciones sobre la herencia de Tita, el hijo de éste también mantiene una estrecha relación con las mellizas, con quienes se lleva un año menos de diferencia.

Las aficiones de las mellizas

Desde que tenían cuatro años, Carmen y Sabina practican ballet. Sin embargo, la música es otra de sus grandes pasiones: tocan el piano, el violonchelo y han practicado clases de canto. Claro que, también, son aficionadas a grandes artistas reconocidos como Taylor Swift o Dua Lipa.

Ahora, tras haber superado sus estudios, Carmen, que recibió ese nombre en honor a su madre y su abuela materna, y que siempre ha sido muy aplicada, estudiará Administración de Empresas y Relaciones Internacionales en una prestigiosa universidad en Madrid. Por el contrario, su hermana Sabina, optará por una carrera relacionada con la faceta artística.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud