Casas Reales

La curiosa amistad entre Gigi Howard, ex de Felipe de Borbón, y los primos del rey Pablo de Grecia y Marie-Chantal

Georgetown, mediados de los 90. Él, con una camisa color miel. Ella, con gafas de sol y el pelo alborotado. A punto de acabar la universidad, dos estudiantes eran fotografiados, desenvueltos y cómplices, en las calles de Washington D.C. Se trataba de un jovencísimo Felipe, heredero al trono de España, y su entonces novia, la modelo Gigi Howard. Muchos recuerdan la sonrisa del hijo de Don Juan Carlos y Doña Sofía en dichas imágenes, de las pocas que comparte con la modelo. Estuvieron saliendo durante dos años y medio, desde 1996. Cuando empezaron, él tenía 25 años y ella 21. El príncipe de Asturias recuperaba la ilusión tras su batacazo con Isabel Santorius, su primer gran amor. Tras aquel romance marca Estados Unidos, cada uno emprendió su camino, aunque de alguna manera, a día de hoy, siguen conectados. Solo hay que mirar a Grecia para entenderlo.

Resulta que hay amistades que resisten al paso del tiempo, y la que Gigi comparte con Pablo de Grecia es una de ellas. Hace unos días, la ahora empresaria publicó una cariñosa fotografía con el príncipe griego, primo de Felipe VI. Los dos posaron para los seguidores de la georgiana en su perfil de Instagram. No era la típica instantánea profesionalizada, sino todo lo contrario: tenía la calidad de esos autorretratos veloces tirados con la lente del smartphone, estirando bien el brazo y aguantando el pulso. Ella aparecía asomando la cabeza muy cerca de su compañero, sobre el que dibujó un corazón antes de subir el post. Suficiente. Han pasado 30 años de sus aventuras universitarias, pero siguen en contacto. Porque sí: antes de ser la novia de Felipe fue la amiga de Pablo, un chaval que por aquel entonces salía con una de sus confidentes, de apellido Miller: Marie Chantal de Grecia. Ella los presentó.

Se desconoce si el rey de España y Giselle, ahora dedicada a su empresa de cosmética y a la lucha contra la dislexia, han vuelto a cruzar palabra. El mundo no es tan grande y mucho menos cuando hablamos de la alta sociedad. Ella "adora" España, pero cuando la visita lo hace para reunirse con viejos amigos. En su momento llegó a fantasear con convertirse en reina de España, pero sus ganas se quedaron en los paseos por Manhattan, las jornadas de esquí y en su único aterrizaje con el príncipe en Madrid. Poco más se sabe de su relación. Y, de hecho, su ruptura siempre ha sido un misterio. "Tienes que ser una persona muy especial para conseguir lidiar con la intensidad y la invasión de la prensa, y yo no era esa persona. Soy muy discreta y eso no era para mí", explicó ella hace unos años. "Me han ofrecido muchísimo dinero por hablar de ello, pero jamás he aceptado ni aceptaré nada. Lo sé. Es una cuestión de principios y los míos son muy sólidos".

Sea como sea, de este noviazgo se dice que fue breve pero intenso. Y es que quien recuerde los robados en Georgetown también recordará, probablemente, el reportaje que reveló los sentimientos del príncipe en la isla de St. Martin, cuando prefirió disfrutar del paraíso caribeño con su novia en lugar de volver a España por Semana Santa. Era extraño que el heredero no regresara a casa, pero la revista Pronto despejó las dudas sobre su ausencia: "Las fotos más cariñosas del príncipe Felipe y Gigi Howard", se leía en su portada.

Sus protagonistas aparecían dándose un baño en la playa entre juegos y arrumacos. Fue una buena época para aquel estudiante de Relaciones Internacionales al que le esperaban nuevas historias por vivir: primero, con la princesa Tatiana de Liechtenstein, con la que hubo rumores de boda; y, después, con la modelo y publicista noruega Eva Sannum. Rompieron en 2001, y un año más tarde conoció a la periodista con la que terminó pasando por el altar, la actual reina consorte y madre de sus hijas Leonor y Sofía, Doña Letizia.

Cabe decir que de aquí surge otro detalle curioso: la tirante relación que la reina consorte mantuvo con Marie Chantal. En 2018, la princesa de Grecia se pronunció en sus redes sociales sobre el sonado desencuentro que Doña Letizia protagonizó con su suegra en la misa de Pascua, cuando se negó a que la princesa de Asturias y la infanta Sofía se hicieran una fotografía con su abuela. "Está mostrando su verdadera cara", escribió.

A partir de entonces, ambas coincidieron puntualmente en algún que otro evento público, pero manteniéndose siempre la una distanciada de la otra. No fue hasta comienzos de 2023 cuando todo cambió: las dos se pasearon cogidas del brazo en Atenas, en el marco del funeral de Constantino de Grecia. Esta imagen evidenciaba que las dos habían hecho las paces. Mientras tanto Gigi Howard disfrutaba del éxito en los negocios, alejada del ruido y encantada de ser madre soltera. "Tenía 42 años, no estaba casada, no tenía novio y quería ser madre, así que busqué un donante anónimo y tuve un hijo".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud