Casas Reales

Cómo Letizia diseñó con sus hijas el regalo del brindis que emocionó a Felipe VI: los 40 segundos más intensos

Fue el momentazo que nos dejó un día para la historia. El regalo en forma de palabras que Leonor y Sofía brindaron a su padre con motivo del 10º aniversario de su proclamación. Se produjo unos segundos antes de que se sirviera el almuerzo en el Palacio Real de Madrid. Doña Letizia había organizado con sus hijas la sorpresa. Por dos detalles. Uno: porque la señal de aviso vino de la mano de la Reina; y dos: porque las jóvenes se levantaron de forma sincrónica para reunirse junto a ella. Lo vimos desde la sala de prensa que nos habilitaron junto a la galería donde se preparaba el catering de los invitados.

40 segundos de sorpresa que emocionaron a don Felipe. Sofía y Leonor se cruzaron las miradas (se comunican con los ojos) y se levantaron para dirigirse junto a doña Letizia. 120 comensales repartidos a lo largo de la mesa imperial del comedor de gala. Había ruido de ambiente y de invitados que alzaban sus copas. Felipe VI acababa de pronunciar unas palabras de bienvenida: "En honor de los 19 condecorados que representáis a toda España y con vuestra familia y con todos los españoles que se ven reflejados. Vuestros actos nos inspiran a todos". En ese momento, la Reina solicitó silencio del modo más tradicional en que se solicita silencio en una mesa: tocando levemente su copa con una cucharilla.

Leonor toma la palabra. Lleva su móvil que le sirve de autocúe. Tiene preparadas las palabras. Se hace el silencio. Arranca la heredera: "Mamá, papa, Majestades". Le coge el relevo su hermana en una complicidad total. Esto está ensayado. Su padre no sabía nada. "Perdón por colarnos, pero nosotras también tenemos algo que decir. Gracias por acompañarnos para recordar que en estos diez años hemos aprendido de nuestros padres lo que es el compromiso que los cuatro tenemos con todos los españoles". Estas frases son de Sofía, quien por cierto tiene una dicción muy buena. Su padre está desbordado por la emoción.

Y sigue la princesa: "Me gustaría que se unieran a nosotros con un brindis por nuestra madre y nuestro padre porque desde que nacimos nos han enseñado el valor de esta institución de la corona y su utilidad con el propósito de servir a todos. Mamá, papá, gracias". Felipe, emocionadísimo, ha deslizado: "No tenía ni idea". Atención porque interpela primero a mamá. Señal de que Letizia estaba detrás de esa sorpresa para el monarca. Atención también porque después del brindis Felipe susurra: "No tenía ni idea". Tras esos 40 segundos, los abrazos. Uno para la Reina y otro para el Rey.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud