Casas Reales

Carlos III, de 75 años, muestra su máxima fortaleza ante el cáncer: viaje a Australia y 21 horas de vuelo

El rey Carlos III está en tratamiento de cáncer. Los últimos test y las recomendaciones de sus médicos le permitieron asistir de forma presencial a la misa de Pascua, que se celebró el pasado domingo 31 de marzo en la capilla del Castillo de Windsor. Junto a él, estaba su mujer, Camilla, su mayor soporte. Sonriente y cercano, saludó a los vecinos que se acercaron a darle ánimos. El monarca, de 75 años, estrechó la mano a todos los que se la tendieron. Se dejó fotografiar. Estaba pletórico.

Fue la gran reaparición en público del Rey, cuyo trabajo de despacho no ha cesado desde que comenzó con el tratamiento. Ha mantenido audiencias con el primer ministro, Rishi Sunak, tal y como su equipo de Buckingham viene compartiendo en redes con puntualidad. Esta reaparición suya le ha dado alas.

Optimista, fuerte y valiente, el soberano sigue adelante con sus planes de viajar a Australia y Nueva Zelanda. Lo publica The Sun en su portada. Asegura que Carlos III "tiene muchas ganas de ir". La visita oficial, programada para octubre, está sujeta a su estado de salud, sus condiciones físicas y, sobre todo, las prescripciones médicas.

El viaje, de dos semanas, incluye también una visita a Somoa. Señala el rotativo, citando fuentes de palacio, que el monarca se siente "optimista" y "positivo" y que se encuentra muy contento con la idea de la visita oficial. El vuelo es de 21 horas. No sería esta la primera vez que el Rey pisa suelo australiano. Pero sí como monarca. La última vez que Carlos y Camilla estuvieron en Oceanía fue en 2018. Una fotografía de esa visita ocupa la portada del periódico. Aparecen ambos posando en la playa. Carlos, elegantísimo, lleva un traje de chaqueta blanco y gafas de sol. Luce con un aire muy dandi.
WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud