El lunes por la mañana Valeri lo tenía todo preparado para convertirse en la protagonista de una sesión de fotos que se iba a realizar en un parque de la localidad madrileña de Aranjuez. La amante trans del jinete Álvaro Muñoz Escassi iba a posar en un reportaje sin grandes lujos para la entrevista que tenía pactada y que iba a salir este miércoles. Y digo iba a salir porque el mismo lunes por la mañana le anunciaron que se abortaba la operación y que no había exclusiva. Valeri encajó el golpe. Tampoco podía hacer otra cosa. Ahora sabe que habrá que escuchar nuevas ofertas y ya piensa que mejor debutar en televisión porque no está dispuesta a que la dejen como una estafadora que metió en una trampa al exnovio de María José Suárez.

En la entrevista que no veremos Valeri Cuellar hablaba de su vida y, por supuesto, de Álvaro, del porqué de ese encuentro y aclaraba que ella no había estafado a nadie a la vez que confirmaba lo del dinero que pedía como deuda y no como extorsión. Ese testimonio de momento tendrá que esperar y ya estudian diferentes programas de televisión, donde quiere contar su verdad, su situación y hasta su transición que no ha llevado a cabo hasta el final puesto que no ha querido pasar por quirófano.

Un infiel de libro

Valeri sabe que no tiene ni el poder ni los contactos ni la fuerza para poder defender su historia pero en ello está. No se amilana y simplemente lo ve como una piedra en el camino de las muchas que ha tenido que sortear en la vida. Aunque fuentes directas aseguran que la entrevista ya estaba realizada y que iba a dar titulares de lo más jugosos este cambio de planes cierran una puerta pero seguramente abra otras ventanas. Es cuestión de tiempo y de ver cómo se va dosificando la ruptura de una de las parejas más atractivas del panorama social, y que ahora tendrá a María José Suárez de protagonista absoluta para contestar a las afirmaciones que Muñoz Escassi realizó en el programa De Viernes, donde aseguró que mantenían una relación abierta con todo lo que eso supone.

La sevillana no está por la labor de que todo el mundo piense que su noviazgo era con licencia para que cada uno hiciera lo que quisiera y desea poner los puntos sobre las íes y dejar a Álvaro como lo que ella entiende: un infiel de libro. Ha hablado Álvaro, lo va a hacer María José y Valeri tendrá que esperar su momento si es que alguien se atreve a darle voz.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud