Famosos

El fiestón de las mellizas Thyssen por su 18 cumpleaños: amigos, un barco y una exclusiva cena a orillas del Mediterráneo

Comienza una nueva etapa para las hermanas Carmen y Sabina Thyssen. Las hijas de Carmen Cervera cumplieron el pasado sábado la mayoría de edad y lo celebraron por todo lo alto con su grupo de amigos en Sant Feliu de Guixols. La jornada comenzó con una excursión en barco junto a un nutrido grupo de amigos con los que disfrutaron de baños, solarium y un paseo en moto de agua. Carmen, la más extrovertida y pública de las dos hermanas, llamada a continuar con el legado de su madre, surcó las olas abrazada fuertemente a la cintura de un joven con el que parecía de lo más cómoda.

Al caer la tarde, la panda atracó en el puerto y se dirigió a Más Mañanas, la finca que el padre de Tita Thyssen le regaló por su matrimonio con Lex Barker, que cuenta con una magnífica residencia sobre de 257 metros cuadrados construidos y con vistas panorámicas al Mediterráneo. Según La Razón, disfrutaron de una cena con tarta de cumpleaños y velas que soplaron juntas las dos hermanas.

Solo un día antes, Carmen había debutado en su primer acto en solitario, sustituyendo a su madre en la inauguración de la exposición 'Entre Obres' del Espai Thyssen. Vestida con un sencillo vestido negro, se mostró muy segura, sonriente y hasta pronunció unas palabras para agradecer la asistencia de todos los invitados: "Buenas tardes. Estoy muy contenta de estar aquí, enfrente de todos vosotros, en representación de mi madre, para daros la bienvenida a esta magnífica exposición. Espero que la disfrutéis mucho. Gracias".

Las herederas de la baronesa

Carmen y Sabina nacieron por gestación subrogada en 2006 en Los Ángeles. Desde entonces, su madre se ha volcado en ofrecerles la mejor educación y facilidades. Acabados sus estudios de bachillerato internacional, emprenden caminos por separado: Carmen cursará ADE y Relaciones Internacionales siendo consciente de sus responsabilidades con los negocios familiares y con el mundo del arte que está llamada a afrontar. "Nunca les he dicho lo que tienen que hacer porque creo que deben ser ellas mismas quienes elijan. Les puedes aconsejar, claro, sin forzarlas. Sí quisiera que se dedicasen a gestionar los museos que tenemos y Carmen está decidida", dijo su madre hace unos meses. Tras barajar la universidad de Harvard, finalmente se quedará en España.

Por su parte, Sabina, más tímida e introvertida que su hermana, es una apasionada las artes: toca el piano, canta (hace años que recibe clases y tiene tono de soprano) y dibuja, por lo que su formación seguirá por esa vía. Probablemente, no en la universidad.

Antes de que vinieran al mundo, la baronesa se dijo a sí misma: "La que nazca primero se llamará Carmen. Y ella es como mi madre, seria, disciplinada..". Lo contó en otra entrevista a su revista de cabecera, a la que también habló de Sabina, a quien le puso el nombre de su abuela. "Era así como yo, un poco gamberra", señaló, definiendo a la joven como "una artista" que "cuenta historias a través de los comics. Y te coge el acento de cualquier idioma. Lo mismo parece que es rusa, inglesa, italiana o americana".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud