Famosos

Abogada, madre y judía: así es Victoria Starmer, la nueva Primera Dama británica

Más de 45 millones de ciudadanos en Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte han sido llamados este jueves a las urnas para decidir su futuro político. Los primeros recuentos apuntaban a un cambio de líder con un triunfo del laborista Keir Starmer, que pondría fin a 14 años de gobierno 'tory'. Y no se equivocaban. El político, que ha contado con el apoyo público de Elton John o Kit Harrington (Jon Nieve en la aclamada Juego de Tronos) ha conseguido una victoria histórica y ya prepara las maletas para instalarse en Downing Street. No lo hace solo: su mujer, Victoria, será la nueva y flamante 'primera dama' británica, tomando así el relevo de Akshata Murthy, la esposa del actual primer ministro, Rishi Sunak.

Este jueves, Victoria Starmer ha ocupado la primera línea mediática al más puro estilo de Begoña Gómez: con un vestido rojo pasión, su color fetiche durante la campaña electoral de su marido. Muy discreta, no acostumbra a hablar con la prensa y no parece que eso vaya a cambiar a pesar de la victoria de su marido: "No voy a hacerla pasar por eso, que me presente antes de mi discurso. Hablo con ella sobre lo que vamos a decir y cómo lo vamos a decir. Y ella tiene opiniones sobre todo eso. Pero eso es lo normal en una familia", dijo el político hace unos días. Victoria trabajó como procuradora y ahora desarrolla su profesión en el departamento de Salud Laboral del ente público, el NHS.

Polaca de nacimiento, tiene 61 años y es abogada. Se conocieron en los años 90, durante una cita de trabajo en el pub Lord Stanley de Camden Park Road, y se casaron en 2007. Son padres de dos hijos, un niño y una niña, de 13 y 11 años respectivamente, a los que han educado en el judaísmo, la fe de Victoria: "Como probablemente sabrán, la familia de mi mujer es judía. Por parte de su padre, hay bar mitzvahs, sinagogas y todas las tradiciones", desveló en Jewish Chronicle el abogado.

Viven en una casa de 1,7 millones de libras en Cadmen Town, uno de los barrios más cotizados de Londres, donde celebran una reunión familiar cada viernes desde que la madre de Victoria, a la que estaba muy unida, falleciera en un trágico accidente de tráfico en 2020: "Ha sido muy duro para mi esposa y su familia. Han sido unos días muy difíciles para nosotros", confesó Keir. "Se trata simplemente de estar con la familia. Se trata de ser un poco más disciplinados, de estar en casa con nuestros hijos y la familia, que crecen muy deprisa".

Su entorno vaticina: "Victoria es bastante atrevida en el sentido de que no le preocupa lo que él hace. Si él llega a Downing Street, ella llevará su propia vida. No va a ser el centro de atención, como Cherie Blair, sino más bien una figura de fondo al estilo de Sarah Brown", dijeron a Telegraph. "Tienen una buena dinámica: ella pasa mucho tiempo tomándole el pelo porque él puede ser muy serio. Nunca he sabido que fuera especialmente política, siempre ha tenido sus propios intereses".

Su antecesora, Akshata Murty

Se acabó el tiempo de Rishi Sunak y su mujer, Akshata Murty. La antecesora de Victoria Stamer deja Downing Street con un buen puñado de críticas, no por su labor como 'primera dama', que apenas ha ejercido, sino por participar en las fiestas ilegales de Boris Johnson en plena pandemia o cotizar en la India y no en Reino Unido.

Murty es una de las mujeres más ricas del país (su fortuna personal se estima en 730 millones de libras, unos 865 millones de euros) y muy conocida en el panorama social británico. De origen indio, como su marido, es diseñadora de moda que pero no ha hecho carrera en la industria textil sino en el ámbito empresarial en Gran Bretaña. En 2007 se unió a la firma holandesa Tendris como directora de marketing, donde trabajó durante dos años antes de partir para iniciar su propia firma de moda. Dos años después, en 2009, se casó con Sunak.

Su marca de ropa cerró hace diez años pero justo después después se convirtió en directora del fondo de capital de riesgo Catamaran Ventures. Además, lleva varios negocios, con su esposo, con quien fundó la sucursal londinense de la firma india que es propiedad de su padre. Juntos poseen un piso en Old Brompton Road, uno de los barrios más prestigiosos del centro de Londres con estatus real, y Kirby Sigston Manor, una mansión ubicada en un pequeño pueblo del condado de York que está considerada Patrimonio Nacional de Inglaterra y que adquirieron por un valor de casi 2 millones de euros. No tendrán que mudarse muy lejos porque una de sus cuatro residencias londinenses está en el 11 de Downing Street.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud