Casas Reales

Camilla exige a Carlos III cambios en su dieta en plena batalla contra el cáncer: nada de saltarse la comida

El rey Carlos de Inglaterra, de 75, lleva dos meses de tratamiento de cáncer. Fue el mismo quien lo anunció el 5 de febrero sin especificar qué tipo de tumor padecía. Días atrás se sometió a una cirugía por agrandamiento de próstata. En pleno tratamiento de carácter ambulatorio (se traslada a Londres en helicóptero desde Sandringham, en Norfolk), el monarca ha modificado algunos de sus hábitos dietéticos. Ha sido a petición de Camilla, su mayor soporte emocional en estos momentos. Lo ha publicado Daily Mirror.

Cambios drásticos en la dieta de Carlos. El objetivo es que el monarca siga un plan alimenticio sano, equilibrado y variado durante estas semanas en las que recibe el tratamiento contra el cáncer, del que no ha trascendido ni un solo dato.

Para empezar, el primer cambio que abordó el Rey fue dejar de saltarse el almuerzo, subrayó el rotativo. El monarca, según se ha publicado citando fuentes de su entorno, se saltaba la comida del mediodía, un tiempo que aprovechaba para completar tareas y revisar papeles.

"El Rey no almuerza", llegó a decir su ex secretario de prensa, Julian Payne, según desliza el medio francés Gala. "Algo que aprendí desde el principio fue que había que tomar un gran desayuno o llevar bocadillos para comer algo a la hora del almuerzo. Y así poder seguir el ritmo de su apretada agenda", añadió el ex funcionario, que recordaba las "frenéticas jornadas de trabajo". "Escuchábamos las noticias en la radio desayunando té y una ensalada de frutas de temporada con semillas", reveló.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud