Televisión

Ana Rosa y Sonsoles sufren su peor día de la semana ante un 'Ni que fuéramos Shhh' que también pierde algo de fuelle

La tercera entrega de Ni que fuéramos Shhh anota un 3,5% de share, seis décimas menos que el martes (4,1%) pero tres por encima de lo que registró su primer día en la televisión en abierto (3,2%). El programa reúne este miércoles 273.000 seguidores en TEN. El lunes congregó 258.000 y el martes creció hasta los 328.000.

Los rivales de Ni que fuéramos también bajan. De hecho, tanto Sonsoles Ónega como Ana Rosa Quintana firman su peor resultado de esta semana, la primera en la que han convido con el nuevo Sálvame. Y ahora Sonsoles se queda con un 11% (el lunes registró un 11,4% y el martes un 12,1%); y TardeAR baja hasta el 9,9% en Telecinco (el lunes marcó un 10,6% y el miércoles un 10,7%).

La responsable de que todos los programas de la tarde pierdan algo de tirón es La Promesa. La serie de TVE está absolutamente desatada y este miércoles consigue igualar su segundo mejor dato histórico (14,2%). El serial, que padeció la muerte de Pía, uno de sus personajes más queridos, consigue reunir 1.085.000 espectadores. Es el producto que mejor funciona en la cadena pública.

En su tercera entrega en TEN, Ni que fuéramos emitió algunas declaraciones inéditas de la entrevista de Marta Riesco, pero no tuvieron el peso del primer día. Además, el programa no contó este miércoles con la presencia de algunos de sus colaboradores estrella. Por ejemplo, faltaron Belén Esteban, Kiko Matamoros y Kiko Hernández. Como contenido principal, el programa anunció el fichaje de Conchita, la poligrafista, que regresa con el equipo de Sálvame para el que trabajó durante años en el Deluxe.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud