Jorge Javier Vázquez ha decidido meterse en una guerra de la que ya salió escaldado hace unos meses, cuando intentó plantar cara a El Hormiguero con Cuentos chinos y fracasó, de forma estrepitosa, en solo diez días.

Esta vez, el presentador de Telecinco ha dado su opinión sobre la batalla que se abre ahora entre Motos y Broncano, a raíz de su fichaje por RTVE. Y lo hace criticando las palabras que Pablos Motos lanzó -o lo que Jorge Javier cree que dijo- en El Hormiguero sobre este asunto el jueves pasado.

"Chico, llevas veinte años siendo imbatible. ¿De verdad os lleváis esas sofoquinas tú y tu equipo por el fichaje de Broncano? A mí me parece que en vez de montar esos numeritos deberíais aplaudir su llegada y desearle suerte", dice Jorge Javier en su blog de Lecturas, para explicar después que Broncano "es un compañero, no un comisario político". "Que parece que os va a quitar el pan y la sal cuando tenéis ya tanto dinero que no os lo vais a gastar en cien mil vidas", sentencia Jorge Javier.

Jorge Javier no vio El Hormiguero el jueves pasado porque en ese momento presentaba Supervivientes, pero tampoco lo ha repasado después, o bien le han contado mal lo que pasó en el plató de Antena 3, porque precisamente Pablo Motos apenas opinó del asunto y se limitó a dar la "bienvenida a Broncano". El presentador, "incómodo ante un tema en el que estás implicado aunque no quieras", recordó que la competencia no es nueva. "Siempre que hacemos el programa hay alguien en la competencia, no es la primera vez ni la última, porque llevamos 18 años haciendo el programa. Bienvenido sea Broncano, bienvenido sea quien sea. Estamos aquí y que cada uno elija la opción que le de la gana. No hay nada más democrático que el mando a distancia", apuntó Motos. Esa democracia es la que decidió, en septiembre, que El Hormiguero era el ganador frente a un Cuentos chinos que fue fulminado de Telecinco por sus malas audiencias (7% de media). Jorge Javier quiso que hubiera un duelo con Motos, pero la derrota que sufrió fue incontestable.

Acto seguido, sin meter a Broncano en la ecuación, lo que criticó el presentador es la situación y el espectáculo que estaba dando RTVE para cerrar un fichaje que tenía dividido al consejo de administración con un contrato que tiene cláusulas especiales que impide, entre otras cosas, cancelar La Resistencia durante la primera temporada. "A mí lo que me sabe mal son los trabajadores de TVE que deben estar viendo cómo ridiculizan el prestigio de una cadena extraordinaria con profesionales extraordinarios, y con mucho prestigio y equilibrio, y creo que no se merecen este juego de estar en todas las tertulias", dijo Motos.

"El problema no es Broncano, que es un profesional y va a hacer un programa", insistió Juan del Val. "A mí lo que me parece grave es que Moncloa quiera acabar con Pablo Motos. Eso no lo tiene que decidir Moncloa a través de un contrato que tiene unas condiciones no vistas hasta ahora, simplemente para hacer daño a este programa", añadió el colaborador sobre el interés del Gobierno por situar a Broncano en La 1 para desgastar El Hormiguero.

Jorge Javier cree que es una "teoría conspiranoica" que Moncloa quiera a Broncano en TVE para dañar a Pablo Motos. "Yo es que intuyo que ni el mismo Juan se cree semejante bola pero en términos de audiencia no cabe duda de que les debe resultar muy rentable. Es un giro de guion muy apetecible. El Estado –así, en mayúsculas– contra un presentador", dice Jorge Javier.

Lo cierto es que, en términos de audiencia, El Hormiguero, que es el programa más visto de la televisión, no necesita hablar sobre el fichaje de Broncano por TVE, un tema al que dedicaron tres minutos en la tertulia de actualidad del pasado jueves.

Nadie duda de la fortaleza de El Hormiguero. Ni siquiera Jorge Javier, que reconoce que "Pablo Motos no tiene rival a corto plazo. Lleva veinte años ocupando esa hora, es imposible que aparezca alguien y lo fulmine. Imposible", dice. "La cadena que apueste por intentar hacer sombra a Motos sabe que, como mínimo, debería mantener un mismo producto durante tres temporadas. Un producto en el que creyera, apoyara y no le metiera prisa por conseguir objetivos a corto plazo. No hay otra. Puedes ir poniendo parches pero competir contra Pablo Motos significa invertir a futuro. Entonces, no entiendo muy bien la preocupación que parece cundir en El Hormiguero".

Debía tener otra opinión cuando Telecinco arrancó Cuentos chinos con continuas pullas a El Hormiguero para calentar un cara a cara que nunca fue tal.Lo recordó Juan del Val en una entrevista, hace meses: "Cuando alguien intenta competir o intentar ganar al Hormiguero, es bueno que se le tenga mucho respeto", expresó ante algunas actitudes que tuvieron en Cuentos chinos. "Por ejemplo, en alguna promoción de este programa, Anabel Alonso mataba una hormiga. Este tipo de cosas luego, cuando te pasa lo que te pasa, cuando te cancelan el programa a los 10 días, pues no quedas bien".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud