Famosos

Mayte Zaldívar afirma que planeó su boda con Julián Muñoz hace tres años: "Él quería compensarme"

Artículo Mortis, ¿sí o no? Es una de las incógnitas que envuelve la inesperada boda de Mayte Zaldívar y Julián Muñoz. Muchos apuntaban a que la enfermedad y oscuro pronóstico del ex edil marbellí propició las nupcias con la madre de sus hijas, a la que acogió como esposa de nuevo el pasado 30 de enero. Sin embargo, la propia 'novia' lo ha desmentido este lunes desvelando que la pareja habló de matrimonio hace ya tres años: "No hay artículo mortis que valga. No es algo de ahora, no es una decisión porque él esté muy enfermo".

La que fuera enemiga Número Uno de Isabel Pantoja ha hablado con Y ahora Sonsoles para dar las primeras explicaciones sobre la noticia bomba del fin de semana: "Esto viene de largo, desde que salió de la cárcel, le quería compensar por todo el daño que le hizo", ha contado Paloma García Pelayo tras su conversación con Zaldívar, que asegura que el motivo económico no ha tenido tanto peso en la decisión que tomaron: "Se descubre la afección que tiene gravísima, después reafirman en un notario el 30 de enero y el diagnóstico (del cáncer) llega después", ha aclarado.

Julián Muñoz ingresó en prisión en 2006 por delitos de malversación y prevaricación. Durante el tiempo que estuvo en la cárcel, acumuló distintas patologías que devinieron en un delicado estado de salud. Sufre una cardiopatía isquémica-hipertensiva, unida a una diabetes mellitus tipo 1 y a un numeroso cuadro de afecciones, entre ellas una arteriopatía. En los últimos dos años en la cárcel, se vio obligado a visitar el hospital en 29 ocasiones. La propia subdirectora médica de la prisión informó de que el riesgo de muerte de Muñoz a medio plazo (entre uno y cinco años) era superior al 50 % a pesar del tratamiento. En 2021 consiguió la libertad condicional a causa de una acreditada "enfermedad incurable".

Fue entonces cuando, según Mayte Zaldívar, hablaron de boda, una decisión que su entonces pareja, Fernando Marcos, no comprendió pero sí respetó. De hecho, Rappel, amigo del matrimonio, ha desvelado que viven todos juntos en el mismo edificio y su relación es cercana y diaria. El pasado mes de marzo saltaron las alarmas: Julián Muñoz, de 76 años, había sido ingresado y su estado de salud era muy delicado. Pocas semanas después, él mismo confirmó que sufría un "cáncer galopante": "De momento no quiere morirse porque dice que está en una de sus mejores etapas. Se olvidó de la familia, pero nunca la perdió. Está aprovechando los últimos segundos. Hay días que son difíciles porque tiene un tratamiento fuerte", dijo Zaldívar.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud