Famosos

Carla Vigo salta a la prensa británica: el motivo por el que hablan de la sobrina de la reina Letizia

Carla Vigo (24) habló recientemente de los problemas de salud mental que arrastra desde que su madre, Erika Ortiz, falleciera en 2007 cuando la joven solo tenía seis años. Una situación que le ha jugado muy malas pasadas y por la que recibe tratamiento psicológico desde hace años. Ahora, se ha hecho eco de ella el Daily Mail.

La sobrina de la reina Letizia ha llamado la atención del tabloide británico, que recoge la historia que la joven compartió en su última entrevista. Ingresada desde hace unos meses en un piso tutelado ubicado en el centro de Madrid, Carla ha logrado rehacer su vida tras ser hospitalizada el pasado verano. Se siente con fuerzas de hablar y mira hacia delante, pero no siempre ha sido así.

"Estos últimos meses han sido duros porque no he estado muy bien, pero ahora ya estoy mucho mejor", dijo la actriz, que explicó que su primer ataque de ansiedad lo sufrió a los cuatro años. "Cuando murió mi madre, con 6 años, empecé a ir a terapia", apuntó. No obstante, lo que más ha llamado la atención de la prensa internacional es el aspecto más trágico del relato de Carla: "El impacto traumático que tuvo el suicidio de Telma Ortiz".

Daily Mail recupera las declaraciones en las que la prima de la princesa Leonor y la infanta Sofía reconoció haberse sentido "abandonada" por su progenitora porque, según dijo, las personas eligen "vivir o no". Esta afirmación dio espacio a su proceso de superación de este fallecimiento, destacando que no fue hasta los 22 cuando Vigo pudo despedirse del todo de su madre.

Desde el medio británico destacan que fue el arte lo que ayudó a Carla a salir adelante, más allá de acompañamiento psicológico. "Le dio crédito a su amor por el baile por salvarle la vida en los años difíciles que siguieron a la muerte de su madre", señalan.

Entre los problemas que Carla ha atravesado estos años figuran una relación tóxica, pensamientos suicidas y problemas alimenticios. "Empecé a mirarme al espejo y a odiarme. No me quería", explicó en su entrevista. Y añadió: "Sabía que era autodestructivo para mí, por la experiencia que tuvo mi madre, y me daba mucho miedo. Por eso le dije a mis seres queridos: 'Me estoy matando poco a poco y no quiero que me pase lo mismo que a mi madre".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud