Famosos

El regalo que Carolina Molas hizo a Tamara Falcó e Íñigo Onieva para 'equilibrar' su matrimonio

Medio año después de pasar por el altar, Tamara Falcó ha revelado nuevos detalles sobre su boda con Íñigo Onieva. La marquesa de Griñón contó en su última entrevista con la revista Hola qué les regaló su suegra, Carolina Molas, con motivo del enlace: un curioso regalo que les venía como anillo al dedo, dada la serie de catastróficas desdichas que sufrieron antes de darse el 'sí, quiero'.

La empresaria les regaló una peculiar escultura para proteger su unión, obsequio que ahora forma parte de la decoración del ático al que se mudaron a finales de año en Madrid. "Tengo la escultura que nos regaló la madre de Íñigo por la boda. Se la encargó al tío de Íñigo y es una escultura muy bonita que se llama 'Matrimonio en equilibrio'. Después, hay otras piezas que he ido coleccionando poquito a poco", contó al citado medio.

La hija de Isabel Preysler y Carlos Falcó está encantada con esta pieza, que tiene un gran valor sentimental y dota de encanto a la casa diseñada por el arquitecto Joaquín Torres. "Siempre que trabajas con artesanos y haces cosas a medidas se multiplica el tiempo muchísimo. Está hecha con muchísimo detalle. Por ejemplo, en la cantera van sacando láminas de piedras y, hasta que no dieron con el color perfecto, no me la mandaron. Y todo así", explicó.

Una boda y muchas peripecias

Tamara Falcó e Íñigo Onieva se casaron el pasado 8 de julio en una ceremonia que se celebró en El Rincón, el palacio que la marquesa heredó de su padre. El enlace causó mucha expectación no solo por el perfil público de los novios, sino también por su formalización después de todos los impedimentos que se dieron meses atrás.

Es de sobra conocida en la trayectoria de su relación la infidelidad que el empresario cometió en el verano de 2022 en el festival Burning Man, una mentira que a la colaboradora de El Hormiguero le costó perdonar, más aún cuando desde hacía meses se hablaba de otras supuestas deslealtades por parte del madrileño.

La ganadora de MasterChef Celebrity perdonó a su entonces prometido poco tiempo después, tal y como ambos confirmaron en enero de 2023, cuando se embarcaron de nuevo en sus planes de boda. Lo que probablemente no sabían por aquel entonces es que tendrían que armarse de paciencia para llegar hasta ahí.

La hermana de Ana Boyer rompió su acuerdo con la firma Sophie et Voilà poco antes del verano, por lo que se puso a trabajar con Carolina Herrera a contrarreloj mientras se comentaban los cambios de peso de la marquesa y cómo esto podría afectar a la confección del vestido. Y eso no es todo, ya que también sufrió el robo de las joyas que iba a lucir en la boda. Un drama que muchos leyeron como un mensaje del destino para que se cancelara la boda. Sin embargo, todo salió adelante.

Cabe decir que, tras convertirse en marido y mujer, no todo se tornó de color de rosa en su matrimonio. Organizar sus Navidades supuso alguna que otra bronca entre ellos, pues la aristócrata quería pasar las fiestas en Miami con su familia. Además, hace unos días se comentó la tensión que ambos protagonizaron en el vuelo de vuelta a España, cuando la marquesa y su madre viajaron en Business y el empresario en clase turística. Llegar al diálogo no siempre es fácil, por lo que, si tiran de optimismo, pueden poner su fe (además de en la Iglesia) en las cosas pequeñas, como esa escultura que adorna su casa y que les augura, supuestamente, un buen futuro.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud