Casas Reales

Radiografía de una boda (casi) real: el 'sí, quiero' del duque de Westminster y Olivia Henson, con Guillermo y sin Kate

Era uno de los grandes acontecimientos en Reino Unido, y por fin el día ha llegado. El duque de Westminster, Hugh Grosvenor, de 33 años, y Olivia Henson, de 31, se han dado el 'sí, quiero' este viernes en la catedral de Chester después de tres años de relación. Una ceremonia que ha reunido a personalidades de la realeza y la alta sociedad, muchas de las cuales seguirán la fiesta en Eaton Hall, la gran mansión de los Westminster.

Este enlace era muy esperado por la gran influencia de los novios en Gran Bretaña, que ya encarnan una de las uniones más poderosas del país. La fortuna del duque gira en torno a los 14.000 millones de euros, una cantidad que reparte entre sus negocios por varias ciudades del mundo.

Su familia, además, mantiene una estrecha relación con los Windsor. Tanto es así que Hugh ha sido elegido padrino de los príncipes George y Archie, los nietos mayores del rey Carlos, quien, a su vez, es su padrino. Entre los invitados no han pasado desapercibidos rostros clave, como el príncipe Guillermo y la princesa Eugenia.

Desde primera hora de la mañana, cientos de vecinos y visitantes se han personado en las inmediaciones de la catedral para presenciar el evento. Todos aquellos que se han acercado al centro de esta ciudad han podido degustar un helado o un sorbete totalmente gratis, cortesía de los novios.

La decoración de la iglesia, adornada con rosas, diladelfos, campanulas y orlaya grandiflor, se reutilizará para dar forma a ramos que se entregarán a organizaciones benéficas, iglesias y entidades de Chester, decisión que corre a cargo de la reputada empresa Flower and Press.

Guillermo de Inglaterra ha sido uno de los primeros en llegar. Eso sí, lo ha hecho sin su esposa. Kate Middleton permanece ausente de la vida pública, centrada en cumplir con su tratamiento contra el cáncer. El príncipe ha ayudado a los novios en las labores de organización, acompañando hasta sus asientos a algunos de los invitados a la boda, unos 400.

Eugenia de York, enfundada en un elegante vestido verde y un tocado claro con redecilla, ha llegado más tarde. Los reyes Carlos y Camilla no han podido asistir por motivos de agenda. Este jueves estuvieron en Francia, en los actos con motivo del 80º aniversario del Desembarco de Normandía.

La novia, impecable: vestido desmontable y zapatos made in Spain

Oliva Henson ha elegido para su gran día un vestido desmontable al que ha añadido una tiara con historia y zapatos españoles en azul. El traje, firmado por la diseñadora británica Emma Victoria Payne, destacaba por su corte romántico y por ser una apuesta atemporal. Confeccionado en satén crepé de seda color marfil y organza de seda en el mismo tono, contaba con una cola desmontable de dos metros. El velo, en silueta en forma de cascada y adornado con un intrincado bordado personalizado y a medida, cubría una tiara cona adornos florales y creada en 1906.

Cabe decir que los zapatos eran de marca española. Originales, cómodos y de terciopelo, tenían la puntera afilada, lazada en el empeine y tacón ancho. Se trata del modelo Valentina 8 riviera de la firma española Silvia Lago. Están valorados en 395 euros.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud