Televisión

Kiko Hernández, a saco contra la "censura" de Mediaset en su reaparición en 'Ni que fuéramos': "Era imposible hablar con libertad"

Una de las primeras cosas que ha hecho Kiko Hernández nada más entrar en el plató de Ni que fuéramos es comenzar a repartir contra Mediaset, la cadena para la que trabajó durante años y en la que se dio a conocer como concursante de Gran Hermano. Además de Sálvame, el programa que ocupó durante 14 años las tardes de Telecinco, Hernández también participó en A tu lado y Crónicas marcianas, entre otros.

"Me parece divertido que no tengamos censura", ha soltado en sus primeros minutos con María Patiño, Belén Esteban, Lydia Lozano y Víctor Sandoval. En referencia a Telecinco, ha explicado que en la última etapa "había que leer un protocolo... era imposible hablar con libertad".

"TEN en es la cadena de la libertad, porque emite Caso cerrado", ha dicho sobre el nuevo canal que emite Ni que fuéramos desde este lunes. Caso cerrado es su programa más exitoso y el que hasta ahora ocupaba la franja de tarde con unas audiencias que solían doblar la media del canal, con más de un 2% y 170.000 espectadores.Incluso ha llegado a rebasar el 3% y los 220.000 seguidores.

"Yo puse lo de la cadena triste", ha recordado después, en referencia a la fórmula que Sálvame usó durante años para referirse a Antena 3. "Ahora los tristes son otros", ha añadido. "Amarillo, gris, negro... pero aquí todo es color". Por otra parte, cuando ha pronunciado la palabra Sálvame, se ha quejado de que Mediaset prohibiera el uso de esta marca, que es de su propiedad. "¿Para qué lo quieren si no lo van a hacer? ¿Para joder?", ha criticado Kiko Hernández, que llega a Ni que fuéramos como colaborador fijo. "Vengo para quedarme y espero que estemos mucho tiempo aquí".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud