Famosos

La gira de Isabel Pantoja da sus frutos y rebaja su deuda: "De 4 millones que debe ya ha pagado 700.000"

Recluida en Cantora, alejada de la vida social y también del foco mediático. Esta ha sido la rutina que ha marcado los últimos años de una inaccesible Isabel Pantoja. Sin embargo, desde que arrancara su gira 50 aniversario hace unos meses, la tonadillera vuelve a sonreír. Apoyada por su hermano Agustín y rodeada de buenas amigas, como Mariló de la Rubia, ve la luz al final del túnel. De hecho, una de sus mayores preocupaciones empieza poco a poco a resolverse: su deuda millonaria se ha reducido, y todo apunta a que este escenario mejore a medida que se celebren sus conciertos.

Para encontrar un alivio económico, la artista ha puesto a la venta sus propiedades en Cantora, Sevilla y varias plazas de aparcamiento. No obstante, casi toda su confianza está puesta en su gira. Y, por el momento, le está yendo bien. "Su deuda son 4 millones de euros de los que ha logrado pagar 700.000", informó este lunes Paloma García Pelayo. En 2012, la madre de Kiko Rivera e Isa Pantoja tuvo una inspección de Hacienda y le obligaron a declarar todo desde 2009, lo que la colocó en una situación muy complicada.

"Está en un momento clave. Va por buen camino si no hay ningún otro tropiezo", añadió la periodista, que informó de que, después de haber vendido su propiedad en Fuengirola, la exmujer de Paquirri ya tiene comprador para su propiedad en Sevilla.

Recuperada de sus problemas de salud

Además, la cantante ha confirmado que finalmente podrá actuar en Tenerife. Hace unas semanas tuvo que cancelar su actuación aquejada de una tromboflebitis, pero, tras guardar reposo absoluto, todo ha quedado en un susto. Ya ha recibido el alta. "Deciros que en septiembre estaremos juntos", informa en su último post de Instagram. Su próximo concierto será este 25 de mayo en Zaragoza. "Mi gente, muy prontito nos veremos para que pasemos una noche inolvidable. Os quiere mucho vuestra Isabel", dice en la citada publicación.

La enfermedad que sufría la andaluza provoca una dolorosa inflamación en las piernas y está provocada por un trombo que bloquea una o más venas. Fue tratada de su dolencia a lo largo de los últimos meses, viajando siempre acompañada por su fisioterapeuta, novio de su sobrina Anabel, para que le masajee antes de subir al escenario.

La reanudación de su gira también es una buena noticia para ella no solo por los ingresos que genera, sino también porque los escenarios le ayudan a desconectar de otro problema que arrastra desde hace tiempo: el distanciamiento con sus hijos. Esta año celebró sola el Día de la Madre, un día en el que también echó de menos a su progenitora, Ana Martín, que falleció en septiembre de 2021.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud