Casas Reales

La hoja de ruta de Letizia en Zaragoza: encuentro con Leonor y visita a La Romareda

La reina es imparable. A pesar de la fractura que sufrió en el dedo de un pie al golpearse contra una mesa, doña Letizia no ha cancelado ni un solo acto de su agenda oficial y este viernes podremos verla en Zaragoza, donde presidirá la final de la Copa de la Reina tras cinco años de ausencia. Su presencia en La Romareda es un nuevo gesto por parte de la consorte real hacia el deporte nacional femenino tras las críticas recibidas en los últimos años por su falta de apoyo.

Un apoyo que retomó el pasado mes de agosto en Sydney, cuando presenció la final del Mundial Femenino en Australia junto a la infanta Sofía. Ahora, doña Letizia sigue la línea y acude a la final de la Copa de la Reina que disputarán el Barcelona y la Real Sociedad en el estadio de La Romareda de Zaragoza el próximo día 18. La última vez que apoyó esta competición fue en 2019 en el estadio de Los Cármenes de Granada, cuando el Atlético de Madrid venció a la Real Sociedad.

Este nuevo viaje, además, brinda a la reina una ocasión perfecta para visitar a su hija, la princesa Leonor, que cursa sus estudios militares en la Academia General de Zaragoza. Todo apunta a que madre e hija harán un hueco en sus apretadas agendas para compartir un rato a solas antes de la cita deportiva. Se vieron el pasado sábado durante el aniversario de la Jura de Bandera del rey Felipe VI, pero el encuentro les supo a poco.

Letizia, convaleciente

Veremos a la reina en La Romareda con calzado deportivo, un outlook muy apropiado para la ocasión. Además, la salud obliga, pues la esposa de Felipe VI se chocó contra la pata de una mesa en su residencia y se fracturó la falange proximal del dedo central del pie derecho. Tras varios días soportando fuertes dolores, se realizó una prueba que reveló el diagnóstico: "No sabía que lo tenía roto", dijo el pasado lunes en el Teatro Real.

La prescripción médica para esta fractura incluye hielo y reposo, pero la reina ha querido continuar con su actividad. Eso sí, sin tacones. Utiliza ahora calzado deportivo, plano, ancho y muy cómodo para que la fractura de su dedo solidifique correctamente: "Esto se cura en nada", aseguró ella.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud