Casas Reales

Federico y Mary de Dinamarca, 20 años de su boda: desde aquel vestido rojo de Letizia a las fotos con Genoveva Casanova

Veinte aniversario de boda para Federico y Mary de Dinamarca. Los royal se casaron el 14 de mayo de 2002, una semana antes que los entonces príncipes de Asturias. Dos enlaces de Estado, en una semana, que reunieron entre los invitados a todas las casas reales del mundo. Recordamos ese día nupcial en Copenhague por dos detalles.

Primero: estas dos décadas de casados les llegan a Federico y Mary en un momento de lucha incansable por su matrimonio. La amistad del entonces heredero con Genoveva Casanova, y aquellas fotos juntos en Madrid, desencadenó una tormenta sobre palacio. Aún quedan rescoldos de ese bache cuando vemos a los Reyes esquivando sus miradas o escenificando una felicidad y una unión que acaba de convencer.

Y el segundo detalle de aquella boda: la presentación oficial de Letizia Ortiz en sociedad ante la realeza europea, de manos de don Felipe. Aquel vestizado rojo de Lorenzo Caprile hizo historia en su vestidor. Su aparición, rutilante y estelar, en la alfombra roja danesa fue un diez sobre diez: el moño con ondas definidas, el escote palabra de honor en un diseño lápiz con cola y los hombros cubiertos con una gasa del mismo color.

Don Felipe y doña Letizia, en la boda de Federico y Mary el 14 de mayo de 2002.

Ambas reinas comparten generación. Tanto Letizia como Mary, ambas de 52 años, son mujeres de su tiempo, profesionales, modernas, feministas y comparten campos de trabajo como la educación, la inclusión, la salud mental y la mujer. Y ambas son madres. Pero volvamos a Dinamarca y a Mary.

El beso de película que marcó la proclamación

La abogada ha vivido unos meses convulsos desde que salió a la luz la amistad de su marido con la mexicana Genoveva Casanova el pasado mes de noviembre. Tras viralizarse las fotos de esa amistad paseando por Madrid, Mary puso tierra de por medio y se marchó a su Australia natal. El viaje de Federico a las antípodas siguiendo los pasos de su esposa se interpretaron como un perdón y juntos regresaron a Copenhague a punto para celebrar la Navidad en familia. Y más importante todavía para estar junto a la reina Margarita II en el momento en que anunció su abdicación en favor de su hijo. El 14 de enero Federico se proclamó Rey. El beso de película, en el balcón del Palacio de Christiansborg ante una plaza abarrotada de daneses, selló ese perdón y dio comienzo la andadura de los nuevos reyes (foto inferior).

Mary mantiene como reina una agenda propia con un fuerte compromiso con la igualdad, contra la violencia de género (escribió un ensayo sobre ello en la universidad) y con el medio ambiente. Madre de cuatro hijos, Cristian, Isabel, Vicente y Josefina, ha heredado la estructura familiar de su infancia. La reina eco (compra ropa vintage y arregla sus vestidos para reutilizarlos), preside su fundación que vela por la inclusión social, combatir la soledad y reducir el bullying en los colegios.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud