Casas Reales

Inminente visita de Harry a Londres: viaje en solitario, alojamiento en un hotel y un abrazo a su padre, Carlos III

No habrá visita de los duques Sussex a Londres, tal y como se esperaba. Tampoco, presidirán Harry y Meghan, juntos, las celebraciones por el 10º aniversario de los Juegos Invictus. Será un gran evento que tendrá como escenario la Catedral de San Pablo de Londres, pero estará presidido por Harry en solitario. Meghan Markle se quedará en su casa de Montecito, en Los Ángeles (EE UU). Así lo confirma Daily Mirror y The New York Post, entre otros. Estos son los detalles del viaje en solitario del príncipe a Reino Unido.

Harry encabezará el 10º aniversario de los Juegos Invictus, que él mismo fundó. El acto central será un servicio de Acción de Gracias que tendrá lugar este miércoles 8 de mayo en San Pablo. Para su estancia en la City, el duque de Sussex tiene previsto alojarse en un hotel para evitar pernoctar en una residencia de la Casa Real, repitiendo así los planes de febrero, cuando voló a Londres para ver a su padre después de que este hiciera público su cáncer.

Este viaje de Harry ha coincidido con el primer aniversario de la coronación de su padre, el 6 de mayo del año pasado. También con el regreso del monarca al trabajo presencial, después de casi tres meses de baja para someterse a su tratamiento oncológico. Carlos III afrontó su vuelta para mostrar su buen estado de salud y su optimismo y acallar los rumores sobre su fragilidad. Por todas estas circunstancias, se prevé que se produzca un nuevo reencuentro entre padre e hijo, ya que el monarca se encontrará este miércoles en Buckingham. Un abrazo esperado que propiciará el acercamiento entre ambos. De hecho, Carlos siempre ha dejado claro que su puerta está abierta a su hijo pequeño.

En cuanto a los dos hermanos, no se espera que haya una reunión. Para esto es necesario que se produzca una reconciliación previa, que rompan el hielo y acerquen posturas, aseguran desde GBNews. "Un largo camino" queda por recorrer para llegar a ese deseado punto de encuentro, deslizan. ¿Y Kate? La princesa de Gales centra toda su energía en superar su proceso de cáncer y en velar por sus tres hijos pequeños. Kate, de 42 años, está muy lejos de afrontar situaciones de estrés. Todo lo contrario. También es muy improbable que se produzca un encuentro en ellos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud