Casas Reales

Primer año de Carlos III: la batalla contra el cáncer, su adorada nuera Kate y el hijo pródigo Harry

Balance de un año de la coronación de Carlos III: a sus 75 años, el monarca celebra el primer aniversario de su llegada al Trono de forma oficial, pese a que meses antes, exactamente el 8 de septiembre de 2022, se proclamó rey tras la muerte de su madre, Isabel II, a los 96 años. Estos son sus desafíos y sus retos constantes.

Este aniversario le ha llegado al soberano con su vuelta al trabajo. El rey retomó su agenda de forma presencial después de casi tres meses de baja para tratarse el cáncer. En su reaparición, el pasado 30 de abril, lució un gesto optimista. El primerísimo objetivo de su regreso fue zanjar los rumores sobre su frágil estado de salud del soberano.

En estos doce meses, su primer gran desafío ha sido plantar cara al cáncer. Hacerlo público, compartirlo con los británicos para alentar a la población a hacerse chequeos, hablar de su cirugía de próstata y romper el tabú de la enfermedad. Todo un proceso que ha despertado en la población una ola de apoyo y de respaldo social. El Carlos que se esforzaba por caer bien ahora ha ganado mucha empatía social gracias a su valentía.

Carlos tiene en su madre un gran ejemplo de maestría. Isabel siempre dio la cara y supo cómo hacer llegar su mensajes. También manejaba la comunicación social de forma experta. Para la monarca, The Firm siempre estaba por encima de todas las cosas. Isabel II fue la abuela de la nación. Se lo había ganado por derecho. Este legado pesaba sobre Carlos, que cuando llegó al Trono no gozaba de de las simpatías de su madre. El Rey ha sabido comunicar su enfermedad y eso le granjeado mucho soporte.

Otro desafío era vertebrar a la familia. Cuando hizo público su cáncer, en febrero, logró un acercamiento con su hijo pródigo, Harry. El vínculo entre ellos se reforzó. Horas después del anuncio, el duque de Sussex volaba rumbo a Londres para abrazar a su padre. Ese acercamiento no se produjo con su hermano, Guillermo. Entre los dos sigue habiendo mucho hielo y muchos kilómetros.

Otro de los retos de Carlos III ha sido el modo en que ha apoyado a su nuera Kate. Su favorita. Ambos, rey y princesa, han recibido un diagnóstico de cáncer casi al mismo tiempo. Ambos fueron operados, casi al mismo tiempo también, en la London Clinic. El monarca ha sido un pilar para Kate desde el minuto uno. El vínculo entre ellos se reforzó durante la hospitalización de ambos. Compartieron tardes de conversación en aquellos días de postoperatorio.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud