El paraíso secreto de Galicia: la Ribeira Sacra, el próximo Camino de Santiago

Por Evasión | 12:27 - 9/11/2017
Imagen y vídeo: Facebook de Ribeirasacra.org

Enlaces relacionados

La ruta hacia el paraíso de Rueda

El último episodio del programa de televisión Masterchef, emitido por TVE la noche del pasado martes, dio a conocer la maravilla de la Ribeira Sacra a más de 2,8 millones de televidentes. Fue la propia presentadora del talent show, Eva González, la que reconoció la belleza de este lugar y se sorprendió de lo poco que se conoce en el resto del país. Cierto es que aunque los gallegos conocen de sobra el paraíso que se abre a ambos lados del río Sil, el resto de España y el mundo no lo tiene tan presente. Por ello, la administración gallega está trabajando por conseguir que este paraje se convierta en Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y obtener así mayor repercusión mundial.

Bancales de viñedo, la mayor concentración de arte románico de Europa, rutas de senderismo entre cañones... con estos atractivos y muchos más la Ribeira Sacra busca el reconocimiento de la Unesco y ser nombrada Patrimonio de la Humanidad. Y el primero de los pasos ha arrancado esta temporada con la apertura del expediente para convertir Ribeira Sacra en un Bien de Interés Cultural (BIC), paso previo a la candidatura a la Unesco.

Según lo previsto por la administración, se espera que este expediente pueda someterse a exposición pública en diciembre y de que un año más tarde pueda estar aprobado definitivamente. Sin embargo, se trata de un proceso complejo y extenso porque afecta a más 17.000 hectáreas de terreno y cubre 21 ayuntamientos.

No obstante, el propio presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, durante la presentación de este expediente ha defendido la protección de esta "joya" natural y cultural y ha enviado un mensaje tranquilizador a un sector tan "pujante" como el vitivinícola de esta zona. Además, tampoco ha obviado las posibilidades turísticas de este enclave, en el que, a su juicio, podría diseñarse una ruta que alcanzase la "repercusión" del Camino de Santiago. "Puede ser un éxito económico y social", ha concluido.

Los visitantes que llegan a la Ribeira Sacra tienen muchas posibilidades como hacer una ruta por el Cañón del Sil, hacer un viaje en catamarán para ver los bancales de viñedos, visitar Monforte de Lemos o tomar un tren turístico que le llevará a varias bodegas donde disfrutar de los productos de la tierra. Los amantes de la naturaleza también tienen una importante opción, hacer una ruta de senderismo por el Cañón de Mao.

Como explica el portal oficial de Turismo de Galicia, hablar de la Ribeira Sacra es hablar del "encuentro de las orillas del Sil y del Miño, de cañones de 500 m de profundidad y de diminutos viñedos en escarpadas laderas. Lo cierto, esta zona de Galicia es la cuna del legendario 'Amandi', un vino tan apreciado por los romanos que lo consideraban el verdadero 'oro del Sil'. Un vino que siglos más tarde los monjes benedictinos elaborarían en exclusiva para las bodegas de los más refinados papas.

El perfil de turista que se acerca a esta zona de Galicia es el de un visitante de mediana edad con un poder adquisitivo medio alto que busca cultura, naturaleza o vino. Estos viajeros llegan principalmente desde Madrid y Cataluña, aunque repuntan los turistas nacionales de otras comunidades como Andalucía. Con respecto a Europa, Portugal, Centroeuropa y Gran Bretaña son los principales emisores de turistas para la Ribeira Sacra, una comarca que muchos de ellos eligen para comprar una segunda residencia.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

:
:
:
:

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.



Evasión en Twitter