Mercados

La CAF coloca bonos por17.200 millones de yenes en el mercado Samurái

América Latina contará con nuevos recursos para impulsar su reactivación económica y social gracias a la exitosa colocación de bonos realizada por CAF –banco de desarrollo de América Latina- en el mercado Samurái por 17.200 millones de yenes (USD 160 millones) a una tasa de 0,77% con un plazo de 5 años.

"Nos complace regresar al mercado Samurái luego de cuatro años y ratificar la confianza de los inversionistas en la solidez financiera de CAF y su rol catalítico al atraer fondos de otros mercados hacia América Latina, con el objetivo de generar mayor inversión y mejores condiciones de financiamiento para el desarrollo de la región en momentos en los que más se necesitan", afirmó Luis Carranza Ugarte, presidente ejecutivo de CAF.

CAF reafirma su presencia en el mercado japonés, poco usual para emisores de América Latina, para diversificar sus fuentes de financiamiento y aprovechar la confianza de los inversionistas minoritarios, quienes lideraron esta emisión de bonos que tuvo como agente colocador a Daiwa Capital Markets.

CAF lleva a cabo, desde hace más de dos décadas, una estrategia de diversificación de sus fuentes de financiamiento, a través de una presencia ininterrumpida en los mercados globales de capital, que lo han ubicado en una posición privilegiada internacionalmente.

La multilateral promueve el desarrollo sostenible y la integración regional, mediante una eficiente movilización de recursos para la prestación oportuna de servicios financieros múltiples, de alto valor agregado, a clientes de los sectores públicos y privado de los países accionistas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.