Televisión

Exclusiva: Jorge Javier le roba a Ana Rosa minutos de TardeAR: el favor del hijo pródigo a su compañera

Ana Rosa y Jorge Javier

Mediaset se ha puesto seria con su rejilla verpertina y ha decidido lo obvio: devolverle todos los días un trozo de las tardes a Jorge Javier Vázquez, el presentador que más audiencia les consigue, gracias a su personalísimo estilo, a que sus maneras son aún hoy la marca de Telecinco, la que atrae a su clientela, y a un formato estratosférico, infalible, todo lo contrario de aquel engendro para olvidar bautizado como Cuentos Chinos. Hablamos del mismo individuo que hace un año salió apestado y se fue de baja a su casa, encabezando la lista de aquellos a los que su Casa les había señalado como golfos apandadores de la telebasura, y todo porque los mandamases y estrategas del gigante audiovisual, entonces presidido por Borja Prado Eulate, habían decidido que había que arrancar de las fachadas y los pasillos (y los platós) las figuras que representaban la era de Paolo Vasile. La excusa para reventar a Vasile fue que una de sus grandes conquistas, o sea, Sálvame, sus universos, sus creadores, productores y guiñoles, perdían poco a poco audiencia. Pero una vez se cargaron al romano para traer al siciliano había que armar de razones al nuevo capo y representar la farsa de que estábamos ante un cambio para salvar la imagen: hoy tenemos corazón o realities mañana, tarde, madrugada y fines de semana y el resto de la rejilla es básicamente igual, con algún cambio de cara.

Pero los italianos entienden mejor incluso que los estadounidenses eso de poner en los dólares In God We Trust porque son buenos empresarios y el Dios que guía sus decisiones se llama cuenta de resultados. Atresmedia les está ganando la partida y ellos, que facturan mucho dinero, no soportan llevarse un poco menos para que Planeta y Agostini saquen un poco más. Por eso, Salem nos deja volver a ser ordinarios y malhablados. Y hace como Groucho Marx: coge sus principios y si no funcionan tiene otros: si mette il codice etico nel culo di Palermo, igual que la prohibición de hablar de política por las tardes, horario en el que Ana Rosa, lógicamente, se marca unos editoriales antisanchistas muy aplaudidos al menos según el dato de audiencia de este miércoles (ganó a Sonsoles), pero pasándose por el arco de la Victoria las indicaciones que su querido Alessandro (no Lequio, sino el Consejero delegado de Mediaset España) explicó en su entrevista a El País, cuando dijo negro sobre blanco que Borja Prado ya no mandaba en Mediaset y amagó con prohibir a Ana Rosa hablar de política por las tardes. Como si hubiera persona nacida de mujer capaz de prohibirle algo a esta señora.

Salem se come su código ético

Poco más de un año ha pasado desde que se promulgó aquel código ético que anticipaba las intenciones de Telecinco (querían ser Antena 3) de desmontar la esencia del universo Sálvame. Y ahora resulta que el gran plan de Mediaset es nombrar hijo pródigo a un filólogo rojo y maricón que se llama Jorge Javier Vázquez. Él conduce cada jueves la principal gala de Supervivientes, el gran pelotazo de Telecinco, siendo rara avis los éxitos en una época en la que la principal cadena de los Berlusconi en España no consigue sacar adelante su nueva programación (que básicamente es la misma). El pasado viernes, la gran estrella del extinto Sálvame y sus derivados acudió como entrevistado a DeViernes, el prime time sucedáneo del desaparecido DeLuxe, y catapultó la audiencia del formato producido por Mandarina y presentado por Santi Acosta y Beatriz Archidona.

Pero, como adelantábamos en este digital, la vuelta de Jorge Javier a las tardes de Telecinco huele a marcha atrás en la estrategia de Mediaset y esconde otro objetivo. Lo explica muy bien David Saiz: "Esta maniobra tiene mucho de marcha atrás y también huele a estrategia con un segundo objetivo: erosionar el nuevo Sálvame. Porque Jorge Javier podría llegar a competir contra sus excompañeros que desde hace días están en Youtube y que el próximo 3 de junio saltarán en TEN en abierto. ¿Qué mejor decisión que poner a Vázquez en las tardes para que Ni que fuéramos no consiga llevarse al público nostálgico de Sálvame?". Pero hay más:

Ana Rosa tiene la oportunidad de aumentar su audiencia y consolidar el sorpasso a Sonsoles

Ahora sabemos además que Jorge Javier no solo se va a zampar a Sandra Barneda y compañía (que lo estaban haciendo bien) sino que va a robarle minutos a Ana Rosa Quintana, tal y como hemos podido confirmar en exclusiva. Un gran favor para la comunicadora de Usera. Por tanto, desde finales de junio, Jorge Javier estará cada tarde después del informativo, a eso de las 4, pero alargará sus testimonios y lo que le echen (esto se sabe como empieza) hora y media; es decir, hasta las 17.30. Eso significa que TardeAr no empezará hasta esa hora, pasando a competir casi cara a cara contra Sonsoles Ónega. Y esto ocurre antes del final de temporada. Tal vez para testar el comportamiento y tomar nota para adoptar decisiones más definitivas en septiembre.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud