Televisión

Lydia Lozano, sumida en la tristeza, no puede estar en el regreso del nuevo Sálvame por su frágil salud

Lydia Lozano no podrá estar en la vuelta de team Sálvame por salud

A sus 63 años, Lydia Lozano lleva varios arrastrando problemas en su espalda. En 2022 pasó por el quirófano para operarse de una vértebra que tenía muy tocada. Aquella operación fue bien, pero confesó que había sufrido muchísimos dolores. Así, una vez recuperada (o eso creía ella) decidió participar en Bailando con las estrellas, el fallido programa de baile que Televisión Española presentado por Anne Igartiburu que acaban de cancelar por baja audiencia tras moverlo de días y horarios.

En ese talent Lydia sufrió un percance y se rompió una costilla. Pero la cosa no se quedó ahí. Tras unas semanas de baja, la costilla se recuperó, pero su espalda comenzó a dolerle. De hecho, desde hace algo más de una semana, no acude a su en Mañaneros, el espacio que continúa presentado Jaime Cantizano en La 1, aunque se marcha esta temporada para presentar a partir de septiembre las tardes en Onda Cero.

Según ha podido saber Informalia, Lydia está de baja porque tiene grandes dolores en su espalda y los médicos no descartan que tenga que pasar otra vez por quirófano. Según nos cuentan, Lydia está destrozada. Es una mujer súper sensible que adora trabajar y no soporta estar en casa y mucho menos ahora que arranca el nuevo proyecto de La Fábrica de la Tele, ahora llamados Fabricantes Studio, presentado por María Patiño.

Lozano compartirá plató de nuevo con ella pero también con Belén Esteban, Chelo García Cortés o Kiko Matamoros. Se llama Ni que fuéramos Sálvame y se estrena en canal Quickie, un nuevo canal de streaming, que estará disponible en Twitch y YouTube a partir de este miércoles 15 de mayo. Sin embargo, lo que nos cuentan es que lo más probable es que Lydia tenga que ser baja por sus problemas de espalda, algo que le produce una terrible tristeza.

Lydia, que en 2021 fue operada de las cervicales, volvió a ser operada en 2022 cuando en una revisión su médico detectó que tenía pegados en la columnas tres huesos como consecuencia de la osteoporosis que sufría. Desde entonces, Lozano se cuida mucho, hace los ejercicios que le mandan y sale a pasear a su perro con o sin Charly por los alrededores de su casa de Madrid. Pero lo que más llena la vida de Lydia es su trabajo en televisión. Ella adora estar en los platós y pasárselo bien. Sus compañeros la adoran y ahora la echan de menos. Dicen que su risa lo contagia todo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud