Televisión

Mediaset iba a convertir a Corinna en su nueva Belén Esteban o en su nueva Rocío Carrasco pero 'una mano negra' vetó a la ex amante del Rey

Corinna zu Sayn-Wittgenstein, ex amante del rey Juan Carlos, se prestó a participar en una serie sobre su historia

De los 'belenazos' a los 'corinnazos'. La idea durante un tiempo de algunos directivos de Mediaset o de sus productoras asociadas fue recuperar la audiencia usando a la ex amante de Juan Carlos I como su nueva estrella, como antes lo fueron Belén Esteban o Rocío Carrasco. La propia Corinna zu Sayn-Wittgenstein se prestó a participar en una serie por entregas que iba a ser producida por la empresa de Ana Rosa Quintana, participada por Mediaset. Todo estaba preparado y listo para comenzar a elaborar el nuevo bombazo hasta que 'una mano negra' vetó el poyecto como había hecho con otro titulado Salvar al Rey que finalmente estrenó HBO. Pero esta vez, los responsables de sacar adelante el poyecto fueron advertidos de que no trataran de sacar adelante la serie en ninguna parte. Otra amante de don Juan Carlos, como Bárbara Rey, ha dado buenos réditos de audiencia tanto en Antena 3 (en series y documentales) como en Mediaset, donde el hijo de la vedette (ahora en Supervivientes) marcó algunos de los mejores datos de DeViernes.

Los trabajos sobre las sombras de la monarquía española se multiplican en plataformas de streaming y editoriales. En los últimos años han aparecido varias series que abordan la situación de Zarzuela tras los infinitos escándalos protagonizados por Juan Carlos de Borbón, que abdicó del trono en 2014 y se marchó de España en 2020. A series documentales como 'Salvar al rey' (HBO Max), 'Los Borbones' (Atresplayer), 'Juan Carlos I: la caída' (Sky Showtime) se le unirá un nuevo trabajo que prepara Netflix sobre la caída del emérito en Botsuana.

Estas producciones , y otros muchos trabajos editoriales, como los firmados por Carlos Fonseca, Ana Romero o Pilar Urbano, ahondan más en las polémicas pretéritas de Zarzuela que en las actuales protagonizadas principalmente por doña Letizia, véase el 'Letizia y yo' de Jaime Peñafiel, despedido de El Mundo tras la publicación del libro basado en los testimonios de Jaime del Burgo, ex marido de Telma Ortiz.

Y en estos escándalos del pasado pretendía ahondar un proyecto que el pasado año circuló por las televisiones y que iba a tener como protagonista a la empresaria alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein, examante del emérito y bneficiaria de los 65 millones de euros que le regaló el padre de Felipe de Borbón.

Corinna, que acusó al expresidente del Centro Nacional de Inteligencia español Félix Sanz Roldán de amenazarla en un hotel londinense, dio luz verde a protagonizar una docuserie en la que iba a abordar los pormenores de su relación con Juan Carlos de Borbón, al que conoció en 2004 y al que posteriormente acusó de "acoso", "vigilancia ilegal" y "difamación".

El 2 de noviembre de 2020, Okdiario publicaba la primera entrevista audiovisual a Corinna. El jefe de investigación del citado medio, Manuel Cerdán, y el propio Eduardo Inda, habían grabado la entrevista el 28 de septiembre anterior en el hotel Connaught de Londres. La pieza de 57 minutos titulada 'Corinna: la última palabra', incluía varios titulares de impacto: "Sanz Roldán envió en 2019 al exrey mi casa con un micro oculto en un pin con la bandera de España", "La donación de 65 millones fue un testamento meditado y ejecutado en vida que le llevó un año preparar" o "Los administradores del rey Juan Carlos transfirieron grandes sumas de dinero entre Suiza y Madrid".

Afirmó Corinna en la entrevista que "la relación" con Juan Carlos "comenzó en 2004. De vez en cuando hubo altibajos, porque no es un hombre fácil de tratar (. . .) Con el tiempo empecé a ver que no le era fiel a nadie, yo incluida, y también se hizo manifiesto que no lleva una doble vida. A menudo se habla de hombres que llevan una doble vida. Le era posible llevar multitud de vidas, así que no era fácil de llevar para nadie, y yo no quise ser parte de un harén".

De Unicorn al despacho del presidente de Mediaset España

La entrevista del digital español tuvo una repercusión a nivel global y llevó al tándem periodístico el pasado año a intentar repetir la operación, en este caso intentando 'ordeñar' el tema y grabar un nuevo cara a cara con Corinna con la intención de comercializarlo a través de una cadena televisiva o plataforma de streaming.

Fuentes cercanas a Mediaset España señalan que Cerdán e Inda, tertuliano en las últimas temporadas de El programa de Ana Rosa, y actualmente en La Mirada Crítica, entre otros programas, negociaron con Unicorn Content para que la productora presidida por Ana Rosa Quintana se sumase al proyecto. Y la factoría audiovisual, en principio, se integró en el mismo.

Cerdán e Inda viajaron en el pasado a Londres para recibir luz verde de Corinna, que aceptó el envite. Pero, a su vuelta a Madrid, Unicorn Content y ambos periodistas recibieron un "no rotundo" de Mediaset España por boca de su entonces presidente, Borja Prado, teóricamente sin poder ejecutivo pero no en este caso, relacionado con la Familia Real, de la que Juan Carlos I aún forma parte, al igual que la reina doña Sofía.

La negativa fue tan enérgica que invitó a desligarse del proyecto a Unicorn Content, participada por la propia Mediaset. En la compañía dirigida por Xelo Montesinos también eran conscientes del enfado de Prado porque una filial de una productora de confianza de Mediaset, Producciones Mandarina, firmó otro proyecto similar, Salvar al rey.

Telecinco se negó a emitir el primer capítulo de Salvar al rey a pesar de que tenía posibilidades de dar el inicio de la serie documental emitida en su día por HBO

Mandarina Producciones (empresa participada por Mediaset España, responsable de títulos como Salsa Rosa, Enemigos íntimos o D Viernes) produjo a través de Campanilla films, filial de esa productora Salvar al rey bajo la dirección de Santi Acosta, y en asociación con Kometa Producciones, de Álvaro García Pelayo, uno de los dueños de la agencia Gtres, especializada en contenidos televisivos del mundo del corazón, hermano de Paloma García Pelayo, marido de Sandra Aladro y ex marido de Ángela Portero.

En el documental que finalmente no emitió Mediaset, sino HBO, se escuchan por primera vez los audios famosísimos de Bárbara Rey con Juan Carlos I y se sacan a la luz conversaciones y datos de la fotógrafa Queca Campillo, amante del rey. También aparecen otras amantes y exagentes de Inteligencia españoles, con nombre y apellidos, explicando la supuesta verdadera implicación del anterior jefe del Estado en el golpe del 23-F, dando a entender que estaba al tanto de lo que iba a ocurrir pero que maniobró para que su imagen saliera reforzada, dejándole como gran salvador de la democracia. Cuentan que fue también Borja Prado quien vetó esa emisión en abierto dentro de Mediaset y que el ex presidente de la cadena de los Berlusconi en España también impidió el proyecto de convertir a Corinna en protagonista de una nueva serie semanal, producida por Unicorn en colaboración con Inda y Manuel Cerdán. Fuentes de la productora de Ana Rosa han confirmado a este portal que se estudió ese proyecto y que se descartó, si bien no explican por qué.

El periodista, escritor y ex director de Interviú Manuel Cerdán, "que tiene línea directa con Corinna", no escribe en Okdiario desde julio del pasado año, pese a que mantiene un vínculo laboral con el periódico que dirige Inda, con el que, según nos cuentan, rompió su relación de amistad a causa de los pormenores del proyecto que iba a protagonizar Corinna y que no salió adelante. Manuel Cerdán acaba de publicar el libro 'Carrero: 50 años de un magnicidio maldito' y su relación laboral con Okdiario, nos dicen, se dirimirá próximamente en los tribunales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud