Televisión

El efecto Taylor Swift convierte a la Super Bowl 2024 en lo más visto de la televisión en EEUU desde la llegada a la Luna

Había tres factores que hacían especial la Super Bowl 2024. Por un lado, lo que pasaba en el campo en un partido que enfrentó a los Kansas City Chiefs contra los San Francisco 49ers. Por otro, lo que sucedía en la grada con la presencia de Taylor Swift, la estrella más importante del momento, que acudió como espectadora para animar a su novio, Travis Kelce.Y un último elemento: la tradicional actuación del descanso, que este año corrió a cargo de Usher.

Este combo fue determinante para que la audiencia de la Super Bowl 2024 se disparase hasta batir su récord histórico. El evento que retransmitió la cadena CBS logró 123,4 millones de espectadores (con picos que alcanzaron los 200 millones en algunos momentos), un dato que superó los 115,1 millones del año pasado, que era el récord vigente, cuando el partido estuvo protagonizapor por los Kansas City y los Philadelphia Eagles.

En este caso, el triunfo de los Kansas City Chiefs contra los San Francisco 49ers en la prórroga -segunda vez que pasa en 58 años- convirtió a la Super Bowl 2024 en el evento más visto de la historia de la televisión desde la llegada del hombre a la Luna. Y este dato hay que cogerlo con pinzas, porque no se tienen datos exactos de la cobertura de 1969, aunque se estima que este hito congregó entre 125 y 150 millones de espectadores en EEUU.

Los 123,4 millones de espectadores de media que ha anunciado la cadena CBS son el resultado de la suma de canales que ofrecieron este evento: CBS, Paramount+ (streaming), Univision, Nickelodeon y la app de NFL. En cualquier caso, el canal lineal de CBS logró la mayor parte del total, con 120 millones de espectadores.

Como decíamos, al interés deportivo por el partido que enfrentó a los Kansas City Chiefs contra los San Francisco 49ers, hay que sumar la expectación que siempre crea la actuación musical del descanso de la Super Bowl (Usher). Sin embargo, este año hubo algo que disparó mucho más la atención de los espectadores: Taylor Swift. La superestrella siguió desde la grada el partido, animó a su novio Travis Kelce y fue la auténtica protagonista del evento. Tras la victoria de los Kansas City Chiefs, Taylor y Travis protagonizaron un beso que ha dado la vuelta al mundo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud