Televisión

Jorge Javier, conmocionado por su fracaso en 'Cuentos chinos': "Jamás se me pasó por la cabeza que pudiera llegar a ser cancelado"

Jorge Javier Vázquez no se explica el fracaso de Cuentos chinos. El presentador tenía claro que el programa iba a "hacerse un hueco" en el access prime time de Telecinco y estaba convencido de que "seríamos capaces de conectar de nuevo con el público" después de su gran experiencia con programas de éxito como Sálvame o realities como GH o Supervivientes.

"Cuando me presentaron el proyecto de Cuentos chinos jamás se me pasó por la cabeza que el programa pudiera llegar a ser cancelado. Y mira que se me presentaron opciones pero esa, nunca", admite el presentador en su blog de Lecturas, donde analiza lo sucedido una semana después de que Mediaset fulminase su programa por mala audiencia. Estrenado el 11 de septiembre, el formato solo logró a emitir diez entregas que fueron un absoluto desastre de share Comenzó con un tímido 9,4% y terminó en un nefasto 5,8%.

"Creía sinceramente que podríamos hacernos hueco en una franja muy complicada", comenta el presentador sobre el access prime time, un tramo que Telecinco tenía abandonado desde hacía años. "No había costumbre de pasar por la cadena para ver un programa que empezara a las diez menos diez de la noche. Pese a todo, estaba convencido de que lo lograríamos".

Jorge Javier desapareció de Telecinco en mayo por una baja médica que le impidió estar en la despedida de Sálvame. Poco después, recibió la propuesta de volver con un nuevo programa. "Desde que me hablaron de Cuentos chinos hasta que se estrenó el primer programa pasaron unos tres meses. Tiempo durante el cual transité por muchísimos estados de ánimo", cuenta. "Me decían que la lucha iba a ser dura pero yo, optimista redomado, siempre contestaba que menos de lo que pensábamos. Que después de tantos años haciendo televisión seríamos capaces de conectar de nuevo con el público. Y que podríamos convertirnos en una alternativa".

El tiempo que pasó hasta el estreno fue, según reconoce, una mezcla de sentimientos. "Han sido meses de incertidumbres, con ratos en los que predominaba la esperanza y otros en los que me invadía la inseguridad", asegura. "Me preocupaba cómo iba a encajar que el programa no cumpliera con las expectativas: las mías y las de los demás. Cuando vienes de presentar un programa de televisión que ha hecho historia y de conducir los realities más exitosos de este país, la responsabilidad puede llegar a convertirse en tu peor enemigo", declara Jorge Javier, ya sin programa en parrilla, pero con contrato de cadena vigente en Mediaset.

Apostó un 13% de audiencia y el 9,4% del estreno fue "un jarro de agua fría"

Jorge Javier reconoce que estuvo "muy nervioso" las dos semanas antes del estreno y niega que retrasasen el lanzamiento para no coincidir con la entrevista a Isabel Pantoja en El Hormiguero. "Hice muchas porras sobre la audiencia que podíamos hacer el día de mi vuelta. Soñaba con un 13%", cuenta Jorge Javier, muy lejos del 9,4% que consiguió esa primera noche. 

Esperó con "angustia" el primer dato de audiencia que conoció al día siguiente a las 8 de la mañana. "Fue un jarro de agua fría", recuerda Jorge Javier. "No lo esperaba", confiesa. La situación, lejos de mejorar, fue a peor en los días siguientes, porque la sangría de audiencia nunca se detuvo.  

"A partir de ahora se presentan ante mí numerosos escenarios: volver pronto a trabajar con un programa que funcione, no volver a trabajar en un tiempo, volver con otro fracaso, que no vuelva a trabajar nunca más", expone Jorge Javier, que pretende "estar tranquilo" y "no anticiparse a lo que pueda pasar". "Hacía quince años que no me quedaba sin programa que presentar. Me enfrento a una situación nueva en un momento favorable de mi vida", relata el presentador, "sin miedo por lo que pueda sucederme en el futuro en mi ámbito laboral".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud