Televisión

La nueva Mediaset de Salem, ocho meses después: la misma estrategia que Vasile, pero menos audiencia y un modelo desdibujado

Pasados ocho meses desde el adiós de Paolo Vasile y el desembarco de la nueva cúpula, liderada por Alessandro Salem, Mediaset se enfrenta a la primera temporada completa de su nueva era. Lo hace sumida en una profunda crisis pero sin abordar de forma clara un proceso de renovación profundo en su modelo de parrilla. Telecinco sigue siendo prácticamente la misma, con una estrategia de programación -corazón, realities y concursos- que no ha visto alterada su esencia, pero con peor audiencia.

Los primeros meses de los nuevos directivos de Mediaset estuvieron encaminados a retocar la estructura de la cadena y tomar algunas decisiones como el final de Sálvame después de 14 años en antena, un cambio que ha provocado una delicada situación en las tardes que tendrá que remendar Ana Rosa con su próximo desembarco en esta franja.

El pinchazo vespertino y los tropiezos en prime time han tenido como consecuencia un verano que ha sido todo un infierno para Mediaset: mínimo en julio (9,3%) y otro previsible en agosto, con un 8,9% a falta de tres días para acabar el mes. Mientras, La 1 ha adelantado a Telecinco y Antena 3 sigue líder destacada. Estos datos, instalados en el 'unidígito', quedan están muy por debajo de la marca que la cadena cosechó en diciembre (10,7%), el último mes de la 'administración Vasile'. Telecinco, sí es cierto, mejoró su resultado en primavera gracias a Supervivientes (11,5% en mayo), pero que cayó cuando el reality estrella acabó. 

Lo cierto es que si revisamos la parrilla de la cadena apenas ha habido un cambio de modelo importante, más allá del cierre de algún programa y el desembarco de otros. En esencia, el diseño es el mismo que durante años aplicó Paolo Vasile. La revolución, de momento, ni está ni se la espera. 

Hasta ahora, Mediaset ha mantenido sus mañanas como estaban y en las tardes se ha limitado a sustituir Sálvame por Así es la vida: corazón pero más blanco y menos provocador. Los concursos que puso en marcha la anterior dirección, 25 palabras y Reacción en cadena, siguen en su sitio. Socialité y Fiesta -corazón por la mañana y corazón por la tarde- continúan armando la estructura del fin de semana. Y en prime time, La última noche ha sustituido a Deluxe y La vida sin filtros hace las funciones de lo que fue Volverte a ver. Vaya vacaciones, por su parte, ha ocupado el hueco del reality de los jueves, mientras que el entretenimiento blanco de Me resbala o Allá tú es como el que intentaron el año pasado con Esto lo hago yo.

Misma estructura de parrilla para la nueva temporada de Telecinco

Para el inicio de la próxima temporada el modelo va a ser el mismo. Por la mañana, dos magacines (como ahora con AR y Ya es mediodía), aunque remozados. Uno será puramente informativo, La mirada crítica, que ejercerá como el actual primer tramo de El programa de AR, y otro que dará cabida a otro tipo de contenidos de crónica social y entretenimiento (Vamos a ver, con Joaquín Prat). Por las tardes será el turno de Ana Rosa, que vendrá a ocupar el tramo de Sálvame (ahora Así es la vida). Hasta donde se sabe, continuarán 25 palabras y Reacción en cadena

La gran novedad es la apuesta, al fin, por el access prime time, una franja en la que Telecinco no tenía una apuesta fija. Será para Jorge Javier, que estrenará el nuevo Cuentos chinos contra El Hormiguero.

Las grandes bazas de prime time serán los grandes clásicos de siempre. Por un lado, la incombustible La que se avecina, que emitirá desde el lunes 4 de septiembre la temporada que ya se vio en Prime Video, y un nuevo GH VIP, que no deja de ser el formato que se convirtió en la punta de lanza de la estrategia de Vasile en los 20 años que estuvo en Mediaset. La cadena recupera este formato después de la sentencia por el 'caso Carlota Prado' y, lejos de regresar como un formato blanco, la primera concursante que se ha conocido es Laura Bozzo, la presentadora más polémica de Latinoamérica y un personaje que está rodeado de escándalos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud