Famosos

La verdad de la cacareada reconciliación entre Belén Esteban y Terelu : "Ella vino a pedirme perdón"

  • "Ninguna quería acercarse a la otra. Las dos son bastante orgullosas aunque es cierto que a Belén, al final, le puede el corazón".
  • Se abrazan, bailaron y se dijeron que se querían, pero después de aquello no hubo más contacto.

Ni las elecciones europeas, ni Begoña Gómez, ni la final de Carlos Alcaraz en Roland Garros ni la bajada de las temperaturas. La noticia de la semana que despedimos pasaba por La Finca, en concreto por la mansión en la que viven el arquitecto Joaquín Torres y su marido, el director de Supervivientes, Raúl Prieto.

En su residencia de la exclusiva urbanización madrileña de Pozuelo de Alarcón dieron el viernes una fiesta inolvidable, dentro y fuera de la casa, en torno a su piscina, con velas, acróbatas bailando con aros gigantes o la música de Azúcar Moreno en directo, además de buena comida y bebida a raudales y mucha gente conocida. Se trataba de celebrar la vida, pues el anfitrión había salido del túnel de su accidente y de su operación de cadera. También de compensar quebraderos de cabeza como los problemas con su hermano.

Entre las innumerables asistentes nos encontramos con Cari Lapique, Sonsoles Ónega, William Levy, Nuria González y también a Terelu Campos y Belén Esteban, quienes, entre brindis y brindis, exaltaron su amistad, olvidaron sus recientes discusiones y se declararon de nuevo amigas en medio de la pista de baile. O eso fue lo que se vio a simple vista, como recogimos este sábado.

Pero la aparente reconciliación entre la primogénita de María Teresa Campos y la madre de Andrea Janeiro no es exactamente como se ha contado ni como se apreció a simple vista. Las protagonistas podrán decir lo que quieran pero nosotros tenemos la obligación de publicar la verdad. Y muchos de quienes las conocen saben que Belén Esteban no es siempre tan espontánea y transparente y que Terelu en ocasiones es más falsa que un duro de madera.

Siempre tuvieron sus desencuentros

Siempre han tenido sus tiras y aflojas, en el plató de Sálvame y fuera. Sin ir más lejos, el último lo destapó Belén Esteban hace apenas unas semanas cuando acudió al programa de Marc Giró, Late Xou, en La 2. En TVE, la princesa del pueblo se despachó a gusto contra su compañera Terelu Campos, que actualmente trabaja en La 1. Fue cuando Marc le preguntó por la ausencia de la hija de María Teresa Campos en el nuevo espacio de Fabricantes Studio, Ni que fuéramos Shhh, que actualmente se emite en Canal Ten presentado por María Patiño. "Ni está ni se la espera", dijo airadamente la Esteban. "¿Pero si va, le abrirías la puerta?", insistió Giró: "Yo no. Cuando hay que estar, hay que estar. Respeto que haya gente que no quiera porque tenga otras expectativas en su vida profesional. Pero no se la espera", sentenció la madre de la primogénita de Jesulín de Ubrique.

Por supuesto, estas palabras sentaron como un tiro a Terelu, que contestó en Mañaneros: "Ella no me espera, pero desconoce mis conversaciones y las situaciones en las que he quedado y dejado de quedar. Yo pensaba que tenía buena relación con Belén Esteban, pero estoy acostumbrada a que mi vida sea una noria y me sorprenden pocas cosas. Pero Belén, ¿a que tus condiciones no son las mismas que las del resto de los colaboradores? Nunca lo han sido. Cuando uno no juega con la misma baraja... Es difícil", soltó la hermana mayor de Carmen Borrego.

Tremenda frialdad: "Ella vino a buscarme para pedirme perdón"

Bien pues después de esto, las colaboradoras, como ya hemos contado, se reencontraron, el pasado viernes 7 de junio, en la citada fiesta de Joaquín Torres. Todo sucedió así: Belén, íntima de Raúl Prieto, llegó mucho antes que Terelu. Incluso se sentó que con Carmen Borrego y su familia, que también estaban invitados al evento porque también se llevan muy bien con el marido de Joaquín Torres desde hace muchos años. Pero cuando llegó Terelu ni miró a Belén ni se saludaron. La frialdad entre ellas fue tremenda. Tanto es así que cada una se puso en una punta del inmenso jardín donde se estaba celebrando la fiesta. Y, de hecho, incluso pudimos escuchar conversaciones en las que (ambas) manifestaron su intención de no acercarse la una a la otra. Y así lo hicieron durante bastante tiempo.

Terelu se puso con unos amigos en el porche de la casa y Belén al lado de la piscina. "Ninguna quería acercarse a la otra. Las dos son bastante orgullosas aunque es cierto que a Belén, al final, le puede el corazón", nos dice una persona que estaba presente en la fiesta. "Pero Miguel no dejó de insistirle a su mujer. Él no quiere que su mujer tenga problemas con nadie y le da buenos consejos", nos explican. Así, en un momento dado, y después de que Belén brindara un poquito más y se subiera varias veces al escenario a animar el ambiente, decidió bajar y acercarse a hablar con Terelu.

Fue entonces cuando se produjo un encuentro que ha descrito Terelu en DCorazón, a través de sus compañeros: "Ella vino a buscarme para pedirme perdón y yo le dije que la que no cambia nunca soy yo. Que yo cuando quiero a una persona la quiero y punto y que siempre voy a estar sin hacerle daño. Es mi prioridad. Después, Belén se puso a cantar con los Alpresa y me llamó porque yo no le haría ese feo de no acudir a ella nunca", reza la versión dada públicamente por la madre de Alejandra Rubio. "Es cierto que se abrazan, bailaron y se dijeron que se querían, pero después de aquello no hubo más contacto. No volvieron a hablar. Belén se marchó pronto a casa, junto a Miguel, su marido, y Terelu se quedó mucho más". Lo que sí nos cuentan es que Belén está feliz de que se solucionaran las cosas con Terelu porque a ella le producen malestar este tipo de situaciones. Veremos qué dice ella en su programa.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud