Famosos

El raquetazo de Rafa Nadal antes de su retirada: cuánto cuesta pasar un fin de semana en su nuevo hotelazo de la Costa Brava

El mejor deportista español de la historia, que cumplió los 38 el pasado 3 de junio, está cerca de su retirada y más después de caer derrotado en la primera ronda de Roland Garros, su torneo estrella. Con la vista y los deseos puestos en los Juegos Olímpicos de París, el de Manacor no solo está centrado en sus objetivos deportivos sino también, ante todo, en el pequeño Rafa y en Xisca Perelló, la mujer de su vida. Pero hay más. Con una fortuna estimada en 297 millones de euros según Forbes, tampoco descuida sus negocios más allá del tenis.

Hablamos, en concreto, de su faceta hotelera. El hotel Zel Costa Brava, la marca que comparten el tenista y Meliá Hotels International, ya ha abierto sus puertas en Cala Giverola - muy cerca de Tossa de Mar - y está listo para acoger a los clientes más exclusivos este verano, que podrán disfrutar de un remanso de paz en un espacio integrado en el entorno natural y con vistas de las que quitan el sentido. Las imágenes hablan por sí solas.

El hotel de Nadal es un resort de cuatro estrellas que se construyó en 1989 y ahora ha sido reformado para comenzar una nueva era, en la que el ganador de 22 Grand Slam está plenamente volcado y satisfecho. Hay que recordar que no es nuevo en estos derroteros, pues ya el año pasado abrió con esta misma marca hotelera otro Zel en Mallorca.

La superficie del resort es de 35 hectáreas y en él encontramos hasta 214 habitaciones divididas en varias categorías: Suites, Junior Suites, Casa ZEL y Duplex. Todas ellas, eso sí, cuentan con vistas al mar, a la montaña o a los jardines de ensueño. Los más privilegiados, incluso, disfrutan de una combinación de todas ellas. ¿Y cuánto cuesta pasar un fin de semana en este retiro? El precio base por noche parte de 240 euros, aunque dependerá del tipo de habitación y las diferentes opciones que elijas durante tu estancia. Así las cosas, pasar un fin de semana te puede costar alrededor de 480 euros.

El espíritu de Nadal, además, está presente en cada uno de los rincones, especialmente si tenemos en cuenta que en las instalaciones del resort se puede disfrutar de hasta 46 actividades deportivas. Por supuesto, se puede jugar al tenis (y al fútbol-tenis) y a otros deportes de pelota como baloncesto, hockey, ping-pong, vóley-playa o waterpolo. La naturaleza también se aprovecha con deportes como nordic-walking, running, bicicleta, trecking o crossfit. La oferta deportiva para la paz espiritual y mental como yoga, pilates, danza, o jiu-jitsu tampoco faltan.

La gastronomía es otra de las bazas fuertes de este paraíso en la Costa Brava. La cocina mediterránea del Beach Club en Cala Giverola es uno de sus grandes reclamos. Entre las comodidades de las que también pueden disfrutar los huéspedes encontramos una piscina climatizada, una sala de fitness equipada con máquinas Technogym y tres salas de masajes y tratamiento con una amplia propuesta para el cuidado y el equilibrio integral.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud